La manera correcta de combinar embrague y freno para no desgastar el vehículo, según la DGT

Los neumáticos y el sistema de frenado son dos componentes fundamentales para garantizar una conducción segura.

AdonisMartinez

Por:

Adonis Martínez

29 de mayo de 2024, 11:50 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Pisar embrague
La DGT revela datos clave sobre el cuidado del embrague. Fuente: Istock.

Es fundamental hacer un uso adecuado de nuestro coche para asegurar su funcionamiento óptimo y evitar gastos elevados en reparaciones. Entender cómo funciona el vehículo es clave, ya que el desconocimiento puede llevar al desgaste prematuro o la rotura de alguna de sus múltiples componentes sin que lo percibamos.

Entre los elementos más críticos del coche se encuentran los neumáticos y el sistema de frenado, que son esenciales para la circulación segura. Sin un mantenimiento adecuado de estos, no solo sería imposible conducir, sino que también representaría un grave peligro para todos los usuarios de la vía. Por esta razón, la Dirección General de Tráfico, conocida como la DGT, ofrece consejos para prevenir accidentes, enfocándose especialmente en el cuidado de la tracción y el sistema de frenos.

La DGT recomienda aprender un correcto uso del embrague

Para asegurar un funcionamiento óptimo y prolongado de los sistemas de frenado y neumáticos, es crucial hacer un uso adecuado del embrague. Este componente es esencial en los vehículos con transmisión manual, dado que su función principal es conectar y desconectar el motor de la caja de cambios. Esto permite al conductor cambiar de marcha de forma suave y eficiente.

Publicidad

Sin embargo, un error común al conducir es pisar el pedal del embrague demasiado pronto al acercarse a un semáforo en rojo o a una señal de stop. Esta práctica conlleva avanzar en ‘punto muerto’, es decir, sin ninguna marcha engranada, lo que conduce a la pérdida de tracción y la capacidad de retención del freno motor. La DGT advierte que este hábito puede ser peligroso, pues reduce el control sobre el vehículo, especialmente en situaciones que requieren una respuesta rápida.

Cómo usar correctamente el embrague del coche

Los delincuentes tienen marcas favoritas para 'elegir' que coche robar. Fuente: Pexels

La DGT recomienda reducir la velocidad de forma segura y eficiente al aproximarse a un semáforo o señal de stop, siguiendo estos pasos que ayudarán a cuidar embrague y sistemas de freno de tu coche:

  • Levantar el pie del acelerador para disminuir la velocidad y permitir que el vehículo continúe moviéndose por inercia. Este método mantiene la tracción y permite aprovechar la retención del freno motor, facilitando un mayor control del coche.
  • Tocar el freno suavemente y, si es necesario, ir reduciendo progresivamente a marchas más cortas para asegurar que el vehículo mantenga siempre una marcha engranada, lo cual evita la pérdida de tracción y permite que el freno motor ayude en la reducción de velocidad.
  • Mantener siempre una marcha engranada garantiza un control óptimo del vehículo, minimiza el desgaste de los frenos y aumenta la seguridad al conducir.

Temas relacionados