¿Cómo circular dentro de una turboglorieta y evitar multas de la DGT?

Las primeras turboglorietas nacieron en Holanda en la década de los 90′s con el fin de resolver problemas de congestión circulatoria en intersecciones.

author

Por:

Julia Castro

13 de junio de 2024, 2:08 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
¿Cómo circular dentro de una turboglorieta y evitar multas de la DGT?
Esta es la forma correcta de circular en una turboglorieta, según la DGT. Fuente: Freepik

Para comenzar a manejar se debe tener total educación vial, incluso si ya llevas años al volante debes conocer cada una de las señalizaciones que la Dirección General de Trágico (DGT) ha implementado y cambiado a lo largo de su creación. En ese sentido, las turboglorietas, aunque no muy comunes en España, cada vez se están implantando más de este tipo de vías en las ciudades de todo el país, por ejemplo en Vigo, en ese sentido es fundamental para cada ciudadano conozca cómo se debe actuar en estas rutas.

Seguir las normas de circulación garantiza la seguridad de todos los conductores (ya sea en motocicleta o automóvil) que se encuentren en estas rotonda tan especiales, que llegaron a España en 2009, con sus características vías circulares con un diseño especial que distribuyen el tráfico desde la entrada y guía a los vehículos hasta su salida, tal y como las detalla la DGT. Tan solo conducir en una rotonda es complicado, una turboglorieta lo es aún más ya que tiene puntos más críticos y puntos ‘ciegos’, por lo que es un desafío aún mayor para cualquier conductor. Por ello, la DGT ha publicado imágenes y vídeosa través de sus redes sociales en el que explica detalladamente qué se debe hacer ante estas vías.

¿Cómo circular dentro de una turboglorieta y evitar multas de la DGT?

Antes que nada, la DGT recuerda que lo más importante al momento de conducir es situarse correctamente en el carril y respetar todas las marcas viales antes de entrar a la turboglorieta. Es decir, si tomas en la siguiente salida, debes ‘pegarte’ al lado más próximo a esta. Además la zona central de estas rotondas especiales no es circular, sino que los carriles en forma de espiral hacen que se observe de esta forma. Sin embargo esta forma da pie a una mejor distribución y fluidez del tráfico.

Publicidad

Por si fuera poco, en cada entrada a la turboglorieta, hay señales viales que indican en qué carril hay que posicionarse, algo crucial en estas rotondas porque hay que recordar que cada uno lleva a salidas totalmente distintas. Por ejemplo, el de la derecha es el que permite girar hacía esa dirección o continuar recto, pero en ningún caso completarla entera.

El carril interior de estas turboglorietas también sirve para seguir recto, además de girar a la izquierda. Los conductores deben tener en cuenta que deben posicionarse en él si quieren cambiar de sentido, no en el exterior.

Otra de las señales de la DGT son las líneas continuas, las cuales hacen posible que la conducción sea “guiada” desde la entrada, y su objetivo es mantener a cada vehículos “encauzado” hacia su salida, lo que evita creces de trayectorias o colisiones, que podrías provocar graves accidentes. Así que recuerda seguir estas indicaciones para evitar multas incensarías.

Temas relacionados