¿Por qué PSOE y PP tardaron 5 años en acordar términos sobre el CGPJ?

El acuerdo alcanzado entre el PSOE y el PP para renovar el CGPJ pone fin a un bloqueo sin precedentes. La negociación en los últimos años ha estado marcada por desencuentros, vetos y líneas rojas.

author

Por:

Adonis Martínez

26 de junio de 2024, 8:01 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
PSOE
Bolaños, el miembro del PSOE que firmó el acuerdo. Fuente: @20m en X.

El actual Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se constituyó el 4 de diciembre de 2013 y completó su mandato cinco años después, en 2018. Desde entonces, la renovación del Consejo estaba pendiente de un acuerdo entre PSOE y PP. Este martes, 25 de junio, se puso fin a una situación inédita y anómala en la democracia española: más de cinco años y medio con el mandato caducado y más de tres años sin poder realizar nombramientos de altos cargos en la judicatura. Las negociaciones para la renovación han estado marcadas por desencuentros, vetos, líneas rojas y rupturas de conversaciones.

Para llevar a cabo la obligatoria renovación, era necesario que los dos grandes partidos de España se pusieran de acuerdo para garantizar los tres quintos de ambas cámaras, Congreso y Senado, necesarios para la designación de los nuevos vocales del Consejo.

Todos los desencuentros entre PSOE y PP hasta llegar a un acuerdo

article image
Fuente: AFP

Hasta 2018, siempre hubo acuerdo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Sin embargo, desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa tras una moción de censura a Mariano Rajoy, la renovación del CGPJ se ha visto obstaculizada tanto con el PP de Pablo Casado como con el de Alberto Núñez Feijóo.

Publicidad

Así, el Poder Judicial sigue representando una mayoría conservadora desde las elecciones de 2011, con la designación del presidente y los vocales actuales en 2013. Desde su creación en 1980, el CGPJ ha enfrentado retrasos en cinco ocasiones, siendo este el más prolongado y complejo. Un bloqueo similar ocurrió entre 2006 y 2008, también con el PP en la oposición.

El intento frustrado de Cosidó por WhatsApp

En 2018, un intento de renovación casi se concretó, pero un mensaje filtrado del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, afirmando que el acuerdo permitiría al PP controlar “desde detrás” la Sala Segunda del Tribunal Supremo, puso fin al pacto.

Manuel Marchena, candidato a presidir el CGPJ, renunció para reivindicar su independencia. En 2020, Pedro Sánchez afirmó tener un acuerdo “cerrado al 99%” con Pablo Casado, pero el PP negó tal extremo debido a la participación de Podemos en las negociaciones. En 2021, las negociaciones volvieron a romperse debido a “diferencias irreconciliables”. A pesar de un pacto para renovar otros órganos constitucionales, el CGPJ quedó fuera.

Interviene Europa tras dimitir Lesmes

En 2022, tras la dimisión de Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, debido a la situación “insostenible”, el comisario europeo de Justicia urgió al Gobierno y al PP a renovar el CGPJ. Sin embargo, las conversaciones se interrumpieron nuevamente por la derogación del delito de sedición, considerada una “línea roja” por el PP.

    En diciembre de 2023, Sánchez y Feijóo acordaron que la Comisión Europea supervisara las negociaciones para renovar el CGPJ y modificar la ley de elección de sus integrantes. En 2024, con numerosos procesos electorales, todo quedó en suspenso hasta que en junio, Sánchez fijó una fecha límite para el acuerdo, advirtiendo que, de no alcanzarse, el Gobierno reformaría el CGPJ para quitarle la facultad de nombrar jueces, lo que el PP consideró un “chantaje”.

Los intentos fallidos entre Sánchez y Feijóo

Tras varios intentos fallidos, el primer encuentro entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo como líderes de sus respectivos partidos en abril de 2022 concluyó con un compromiso para intentar la renovación. Sin embargo, la dimisión de Carlos Lesmes, calificando la situación de “insostenible”, y la reiterada intervención de la Comisión Europea urgieron a ambas partes a actuar. Pese a los esfuerzos y nuevas reuniones, las negociaciones se vieron nuevamente interrumpidas por desacuerdos sobre la derogación del delito de sedición.

Nuevas negociaciones con la Comisión Europea

En diciembre de 2023, Sánchez y Feijóo pactaron que la Comisión Europea supervisaría las negociaciones para renovar el CGPJ y cambiar la ley de elección de sus integrantes. Aunque la Comisión y el Consejo de Europa recomiendan que la mayoría de los vocales sean elegidos por los propios jueces para asegurar la independencia del CGPJ, el PP ha insistido en esta reforma como condición para negociar.

Los nuevos plazos tras las elecciones

Alberto Núñez Feijóo
Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, tras votar en las elecciones Europeas. Fuente: Europa Press.

Con el inicio de 2024 y un calendario electoral lleno, las negociaciones se paralizaron nuevamente. En junio, Pedro Sánchez fijó un ultimátum para alcanzar un acuerdo, advirtiendo que si el PP no pactaba, el Gobierno llevaría a cabo una reforma del CGPJ para reducir su capacidad de nombrar jueces, una medida que el PP calificó como “chantaje”.

Y finalmente, llegó un acuerdo

Dos semanas después del ‘ultimátum’, este martes se alcanzó un acuerdo en Bruselas, que ya había dejado claras sus preferencias: primero renovar el Consejo y luego abordar de inmediato la reforma del sistema de elección de los vocales.

El acuerdo, anunciado este martes por el PSOE y el PP y rubricado por el ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Acción Institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, contempla ambos compromisos. Incluye la renovación del Consejo y la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para implantar un nuevo modelo de elección de vocales que será consensuado por los miembros del nuevo CGPJ.

Temas relacionados