España es montaña y también playa: ¿Qué mes conviene irse de vacaciones?

Junio, julio, agosto y septiembre. . . . ¿Cuál es el mejor mes del verano para irse de vacaciones? Esto dicen los expertos.

author

Por:

Adonis Martínez

3 de julio de 2024, 9:15 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
España es montaña y también playa: ¿Qué mes conviene irse de vacaciones?
Playa la Concha, España. Fuente: Web Vacaciones España.

Si tienes flexibilidad en el trabajo y puedes pedir las fechas que más te convengan, estás de suerte, ya que esto puede hacer que tus vacaciones sean mucho más económicas que las del resto. Viajar en temporada baja, por ejemplo, puede resultar en precios significativamente más bajos tanto en vuelos como en alojamientos. Además, los destinos suelen estar menos concurridos, lo que te permitirá disfrutar de una experiencia más relajada y auténtica.

Además de escoger las fechas adecuadas, planificar con antelación es otra estrategia efectiva para ahorrar. Reservar vuelos y alojamientos con varios meses de anticipación puede garantizarte mejores precios y una mayor variedad de opciones. Utilizar comparadores de precios en línea también es crucial para encontrar las mejores ofertas. Estas herramientas te permiten comparar diferentes proveedores de servicios turísticos y elegir la opción que mejor se adapte a tu presupuesto de vacaciones.

¿Cuál es el mejor mes para irse de vacaciones?

article image
Con estos tips, viajar no es inalcanzable. Fuente: Pexels

Hay personas que prefieren adelantarse al verano y viajar en mayo o junio para conseguir los mejores precios. Sin duda, mayo es una buena época para viajar si quieres conocer un destino sin sufrir las altas temperaturas y los elevados precios del verano. Sin embargo, si prefieres ir a la playa y asegurarte de que tendrás buen tiempo, es mejor esperar hasta finales de junio. No obstante, este año ha habido altas temperaturas en mayo y más bajas en junio, por lo que reservar con antelación conlleva el riesgo de no saber qué clima tendrás.

Publicidad

    Reservar las vacaciones con antelación es otro consejo importante para disfrutar del mejor precio posible. Si quieres viajar en julio o agosto, los precios serán mucho más asequibles si reservas con meses de anticipación en lugar de hacerlo la semana anterior. Aun así, agosto sigue siendo el mes más caro del año para viajar. En cambio, si viajas en julio, los precios serán un poco más bajos y podrás asegurarte buen tiempo.

¿Y qué ocurre con septiembre? Pues septiembre es el mes en el que se despide el verano. Aunque no suele registrar las altas temperaturas de julio y agosto, sigue siendo una opción muy buena. Especialmente porque los precios son más bajos que en plena temporada estival y en muchas ciudades del Mediterráneo todavía se puede disfrutar de los últimos días de playa.

¿Realmente importa el mes para irse de vacaciones?

article image
Disfruta las vacaciones de verano en familia. Fuente: Freepik

Lo cierto es que no hay un mes que sea el mejor para viajar en verano de manera universal. Todo dependerá de los intereses, la disponibilidad y el presupuesto de cada persona. Simplemente, hay que considerar cuál será el destino y, en función de ello, si cuentas con cierta flexibilidad, podrás elegir el mes más adecuado siguiendo estos consejos:

  • Planifica y reserva tus vuelos y alojamiento con varios meses de antelación pueden garantizarte mejores precios y una mayor variedad de opciones.
  • Evita las multitudes y los precios altos viajando fuera de la temporada alta. Los destinos turísticos suelen ser más económicos y tranquilos en estos periodos.
  • Utiliza herramientas en línea para comparar precios de vuelos, hoteles y alquiler de coches. Esto te ayudará a encontrar las mejores ofertas disponibles.
  • Si puedes ser flexible con las fechas de tu viaje, tendrás más opciones para encontrar tarifas más bajas.
  • Considera visitar destinos menos populares que pueden ofrecer experiencias igualmente gratificantes a un costo menor.
  • Estate atento a las promociones especiales, descuentos de temporada y ofertas de última hora para ahorrar en vuelos y alojamientos.
  • En lugar de hoteles caros, considera alojarte en hostales, casas de alquiler, bed and breakfasts o incluso hacer intercambio de casas.
  • En lugar de alquilar un coche o tomar taxis, usa el transporte público para desplazarte. Es más económico y te permite experimentar la ciudad como un local.
  • Si tu alojamiento tiene cocina, aprovecha para preparar algunas de tus comidas. Comprar en mercados locales y cocinar puede ahorrarte bastante dinero comparado con comer en restaurantes todos los días.
  • Investiga sobre las actividades gratuitas o de bajo costo en tu destino, como museos con entrada libre, parques, playas y eventos locales.

Temas relacionados