Histórico desplome del consumo de carne en Argentina: es el más bajo en 30 años

Datos del sector cárnico, indican que la caída del poder adquisitivo de la población en los últimos meses, ha provocado un escenario inédito en los últimos 30 años.

CristianOrtega

Por:

Cristian Ortega Mahan

19 de mayo de 2024, 4:02 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
El consumo de carne en Argentina es el más bajo en 30 años. Fuente: Pexel

La dura crisis económica que vive Argentina ha dejado un dato impactante en la tierra de las vacas y, por ende, de la carne, alimento que es pilar fundamental del consumo de los argentinos.

Según informó la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), el consumo de carne vacuna cayó 17,5% en el primer cuatrimestre del año frente al mismo periodo de 2023 y marcó el peor registro en los últimos 30 años.

Según datos de la industria, la caída tiene que ver con la pérdida de poder adquisitivo. Fuente: Pexel

Consumo en caída

El relevamiento precisó que “el consumo aparente de carne vacuna habría totalizado 663,4 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h)” entre enero y abril, lo que significa unas 141,1 toneladas menos que los primeros cuatro meses del año pasado.

Publicidad

    Además, el reporte arrojó que “con estos guarismos, el consumo aparente de carne vacuna por habitante habría sido equivalente a 42,4 kilos/año en el primer cuatrimestre del 2024, resultando 18,5% menor al registrado en igual lapso de 2023 (-9,6 kg/hab/año)”.

De esta manera, al igual que en la medición anterior, correspondiente al primer trimestre del actual calendario, el consumo de carne continúa sufriendo una caída histórica. Esto se refleja en que “es el registro más bajo de las últimas tres décadas”.

En relación con la variación de precios en el contexto de alta inflación, que tiene injerencia en el descenso en el consumo, el informe aportó que durante abril, el costo promedio de las ‘carnes y derivados’ otra vez se ubicó entre los que menos subieron (4,9%).

El consumo de carne en Argentina es el más bajo en 30 años. Fuente: Pexel

Inflación y caída de ingresos

El combo de alta inflación y caída de salarios, jubilaciones y pensiones, proceso que se profundizó desde diciembre pasado por las políticas de ajuste y licuación de ingresos del presidente ultraderechista Javier Milei, fue clave para que se registraran estos datos en una industria que es clave para el esquema alimenticio de los 50 millones de argentinos.

Justamente, desde la CICCRA se indicó: “Con datos disponibles a marzo del 2024, el salario promedio de los trabajadores formales del sector privado, que fue el que siguió más de cerca al nivel general de precios al consumidor, se incrementó 231,7% anual. Esto implica que la pérdida de poder de compra de estos trabajadores fue de 14,9% en términos generales y de 12,2% en términos de los cortes de carne vacuna”.

Asimismo, agregaron que “el salario promedio de los trabajadores del sector público subió 183,7% anual y el de los trabajadores no registrados sólo se incrementó 129,2%. Por lo tanto, en estos dos casos la pérdida de poder de compra de cortes vacunos fue de 24,9% y 39,4%, respectivamente, en el último año”.

Temas relacionados