La verdad detrás de los pedidos de detención de altos cargos de Hamas e Israel acusados de crímenes de guerra

Esto muestra una acción sin precedentes en la actualidad de los conflictos internacionales.

AdonisMartinez

Por:

Adonis Martínez

21 de mayo de 2024, 8:13 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Netanyahu.
Benjamin Netanyahu, presidente de Israel. Fuente: @jacksonhinklle en X.

Si un grupo de jueces aprueba las solicitudes, las órdenes de detención se emitirían contra figuras clave de Israel y Hamas acusadas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Entre los señalados estarían el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Yoav Gallant.

En cuanto a Hamas, las órdenes incluirían a Yahya Sinwar, líder de Gaza; Ismail Haniyah, jefe político de la organización; y Mohammed Diab Ibrahim al-Masri, conocido como Mohammed Deif, quien es el líder del brazo armado de Hamas. Estas acciones forman parte de un esfuerzo de la Corte Penal Internacional (CPI) por abordar las acusaciones de violaciones graves a los derechos humanos y normas internacionales en el conflicto prolongado entre Israel y Hamas.

Qué implica una orden de detención de la CPI para Israel y Hamas

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Fuente: AP

¿Cuáles son las consecuencias de una orden de detención contra Netanyahu o líderes de Hamas? La solicitud de órdenes de detención por parte de la Corte Penal Internacional (CPI) no implica automáticamente la culpabilidad de los implicados, sino que marca el inicio de un proceso judicial que puede prolongarse durante años.

Publicidad

En caso de que el tribunal encuentre evidencia suficiente de la comisión de delitos, procederá a citar a los sospechosos para que se presenten voluntariamente. Alternativamente, el tribunal puede emitir una orden de detención. Para que esta sea efectiva, depende de la cooperación de los países miembros de la CPI, quienes tienen la responsabilidad de arrestar y extraditar al sospechoso a la sede del tribunal en La Haya.

Una vez que el sospechoso se presenta ante el tribunal, se realiza una audiencia preliminar para determinar si existen pruebas suficientes para llevar el caso a juicio. Si se decide proceder, el juicio se llevará a cabo ante un panel de tres jueces de la CPI. Durante el juicio, la fiscalía debe demostrar “más allá de toda duda razonable” la culpabilidad del acusado en relación con los crímenes imputados.

¿Qué es la CPI y qué tipo de acusaciones puede emitir?

La Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, Países Bajos, fue establecida en 2002 y se encarga de juzgar a individuos por crímenes de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. A diferencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), la CPI no es una entidad de las Naciones Unidas y no tiene autoridad para procesar a Estados, sino a personas.

Aunque opera independientemente de la ONU, la CPI recibe respaldo de la Asamblea General de las Naciones Unidas y mantiene un acuerdo de cooperación con esta organización. En casos donde la CPI no tiene jurisdicción inicial, el Consejo de Seguridad de la ONU puede intervenir, remitiendo casos a la CPI y proporcionando así jurisdicción sobre estos.

La CPI tiene autoridad para investigar y procesar delitos que ocurran en territorios o sean cometidos por ciudadanos de Estados que han ratificado el Estatuto de Roma, el tratado fundacional de la CPI. Cualquier Estado parte puede solicitar al fiscal de la CPI que inicie investigaciones sobre presuntos crímenes.

En el pasado, la CPI ha emitido órdenes de detención contra figuras prominentes como el expresidente de Sudán, Omar al-Bashir, Saif Gadhafi, hijo del difunto líder libio Moammar Gadhafi, y más recientemente, el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Los países que son miembros del Estatuto de Roma están obligados a cumplir con estas órdenes de detención, aunque en la práctica, muchos líderes han evitado el arresto limitando sus viajes internacionales.

Temas relacionados