Bailar para el Diablo: ¿Dónde está ahora Robert Shinn, creador de la secta y 7M?

En la docuserie de Netflix, vemos cómo este líder sectario aparta a los jóvenes bailarines de sus familias, los acoge, pero todo es mucho peor que eso.

AdonisMartinez

Por:

Adonis Martínez

4 de junio de 2024, 8:36 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Robert Shinn
Robert Shinn, el líder de la secta de TikTok. Fuente: Netflix.

En febrero de 2022, Melanie Wilking y sus padres conmocionaron a las redes sociales al hacer un llamado público en Instagram Live. Revelaron que habían perdido contacto con Miranda, la hija mayor de la familia, hacía más de un año, poco después de que ella se uniera a 7M Films Inc., una empresa de gestión de talentos dirigida por Robert Shinn, quien también es pastor de la Iglesia Shekinah.

Esta historia, como no podía ser de otra forma, no pasó desapercibida por Netflix.

La historia de Miranda se detalla en el documental Bailar con el diablo: La secta de 7M en TikTok. Mientras muchos están interesados en conocer la experiencia de esta joven, la pregunta que persiste es qué sucedió y dónde se encuentra actualmente el líder de esta organización, quien se autoproclama “Hombre de Dios”.

Publicidad

¿Quién es Robert Shinn y qué hizo con 7M?

Robert Shinn
Robert Shinn, el líder de 7M en Bailar con el Diablo. Fuente: Netflix.
    Si no has visto el documental de Netflix te lo recomiendo, pero si no tienes intención de verlo, te pongo al día: Robert Shinn es el propietario de 7M Films Inc., una empresa que se dedicaba a catapultar hacia el estrellato a jóvenes bailarines de Tiktok, además de algún pinito en Hollywood que no salió nada bien.

Y no solo eso, también es pastor de la Iglesia Shekinah, que surgió por primera vez en Los Ángeles en 1994, después de que se mudó a este pueblo desde Canadá. Según una versión archivada del sitio web de esta congregación, “El Dr. Robert Israel Shin es un exmédico que había practicado la medicina durante siete años antes de que Dios le dijera que se dedicara al ministerio a tiempo completo”. Según registros judiciales, cambió legalmente su apellido de Shin a Shinn y publicó “The Cut” en mayo de 2022.

Los amplios negocios de Robert Shinn

Este mismo portal estadounidense destaca que la Iglesia Shekinah ha recibido importantes sumas de dinero de sus miembros. Por ejemplo, una declaración jurada de Shinn en 2010 indica que entre 2000 y 2008, la iglesia recibió un promedio de 4,7 millones de dólares en donaciones de al menos 70 miembros.

Además, Shinn animó a sus seguidores a donarle dinero directamente, afirmando que era “el hombre de Dios”. Como resultado, en octubre de 2007 recaudó cerca de 300,000 dólares en cheques a su nombre. Con sus ingresos millonarios, Shinn es propietario de al menos 12 empresas en California, incluyendo Glory Bag Records, IP Random Film y Shinn Entertainment Corp.

Su familia también está involucrada en el negocio: su esposa, Hannah Shinn, es directora financiera de Shekinah; su exesposa, Shirley Kim, es la abogada encargada de registrar sus empresas; su yerno, Daniel Joseph, es secretario registrado de la iglesia y también produce videos para 7M; y su hija, Kloe Shinn, es cantante y compositora y se encarga de elegir temas para los videoclips.

Sus actividades fueron denunciadas, tal y como se ve en el documental de Netflix, y además de la demanda presentada por los Wilking en 2022, otros exmiembros de la iglesia también acusaron a Shinn de alejarlos de sus familias.

En los testimonios de Bailar para el diablo: La secta de 7M en TikTok, se escucha:

¿Dónde se encuentra ahora Robert Shinn?

Robert Shinn reside en Los Ángeles y tanto su empresa 7M como su iglesia continúan operando con normalidad. Él sigue siendo el director ejecutivo de la agencia de talentos y pastor. En 2022, fue fotografiado en su residencia en California, una casa valorada en 2,5 millones de dólares.

A pesar de las acusaciones de fraude, trabajo forzoso, trata de personas y agresión sexual, no se han presentado cargos penales contra él, por lo que puede moverse libremente. El caso se prevé que se resuelva en un juicio civil en 2025.

Temas relacionados