Especialistas explican el método para que un perro deje de ladrar

Los perros suelen ladrar pero cuando el acto se vuelve insostenible este es el método definitivo para que lo deje de hacer.

MelisaSbrocco

Por:

Melisa Sbrocco

6 de junio de 2024, 2:04 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Perro ladrando, imagen ilustrativa. Fuente: Canva.

Las mascotas tienen diferentes formas de acercarse a nosotros y demostrarnos lo que les sucede. De esta manera, los ladridos de los perros se conciben como una forma de comunicación esencial.

A través de los sonidos que emiten, los perros expresan una variedad de emociones y necesidades, desde la alerta ante posibles amenazas hasta el simple deseo de jugar o interactuar con sus dueños. Este comportamiento es inherente a la naturaleza canina y puede interpretarse de diversas maneras según el contexto y la frecuencia. El problema radica cuando esta actitud se vuelve persistente y molesta en la convivencia con el perro.

El ladrido es una de las principales formas de comunicación de los perros. A diferencia del lenguaje humano, el ladrido es multifuncional ya que, para ellos, es básicamente la única forma de expresarse a través del sonido.

Publicidad

Perro, imagen ilustrativa. Fuente: Pexels.

Las razones de porqué puede ladrar un perro y el método para cambiarlo

Un perro puede ladrar para alertar a su dueño de la presencia de alguien que no reconoce o podría ser una amenaza, manifestar alegría al ver a un miembro de la familia, expresar frustración por no poder alcanzar un juguete, o incluso para llamar la atención cuando necesita algo, como comida o salir a hacer sus necesidades. La tonalidad, intensidad y duración del ladrido pueden proporcionar pistas sobre lo que el perro intenta comunicar.

El ladrido se produce como respuesta a diferentes estímulos. Entre las causas más comunes se encuentran la territorialidad, donde los perros ladran para defender su espacio de personas o animales que no conozcan; la ansiedad y miedo, como la ansiedad por separación, ruidos fuertes o situaciones desconocidas; y la excitación y juego, cuando los perros ladran de manera entusiasta durante el juego o al ver a sus dueños de forma amistosa.

Perro ladrando.
La razón por la que los perros te ladran. Fuente: Istock.

Cómo conseguir que tu perro deje de ladrar

Los ladridos de los perros pueden ser molestos, pero hay varias estrategias que puedes utilizar para reducir este comportamiento. Aquí tienes algunos consejos aprobados por expertos:

  • Refuerzo positivo: En lugar de castigar a tu perro por ladrar, desvía su atención hacia un comportamiento deseado y recompénsalo. Interrumpe los ladridos y distrae a tu perro con un juguete o un juego, elogiándolo una vez que se calme.
  • Adiestramiento con recompensas: Usa premios para enseñar a tu perro que comportarse de manera tranquila le traerá beneficios. Desvía su atención hacia comportamientos alternativos como sentarse o buscar golosinas escondidas. Evita regañarlo, ya que incluso la atención negativa puede ser vista como una recompensa.
  • Paseos y socialización: La falta de socialización puede causar ladridos reactivos. Asegúrate de que tu perro esté bien socializado desde cachorro. Si un perro adulto empieza a ladrar más, consulta con un veterinario para descartar problemas médicos y vuelve a los conceptos básicos del adiestramiento.
  • Tiempo de juego y ejercicio: El aburrimiento puede provocar ladridos. Asegúrate de que tu perro haga suficiente ejercicio y tenga tiempo de juego. Mantén a tu perro activo para reducir el exceso de energía que podría causar ladridos.

Temas relacionados