La neurociencia explica cómo incide la edad en la felicidad

Un estudio de la Universidad de Pensilvania relaciona nuestra edad con el nivel de felicidad que atravesamos a lo largo de nuestras vidas

NicolasLafferriere

Por:

Nicolas Lafferriere

11 de junio de 2024, 4:50 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Felicidad.
La edad del ser humano puede afectar a su felicidad. Fuente: Shutterstock.

La vida del ser humano puede llevarlo por caminos muy diferentes en relación a sus pares, pero a fin de cuentas todos tenemos un objetivo en común: la felicidad, sea la propia o la de los demás. La búsqueda por este estado nos puede llevar a encontrarlo en la cotidianidad, pero también hay quienes intentan definirla en un camino que marca toda o gran parte de su vida.

Es quizás por esto último que la imagen de un joven feliz y motivado, y la de un anciano gruñón, son dos de las más estereotipadas dentro de la cultura humana. Es en base a la posible relación entre felicidad y edad que la Universidad de Pensilvania realizó un estudio científico encabezado por los autores Amit Bhattacharjee y Cassie Mogilner.

Juventud y esperanzas

“La felicidad que se disfruta a partir de experiencias ordinarias y extraordinarias depende de la edad”, afirma una de las conclusiones que se sacaron tras recopilar el trabajo de varias investigaciones por separado. El estudio también señala a la juventud como una etapa mucho más alegre a causa de las expectativas a largo plazo.

Publicidad

La juventud asocia su felicidad a los momentos que perfilan hacia el futuro. Fuente: Freepik

La búsqueda de una carrera, un trabajo estable, e incluso del amor de tu vida pueden definir el nivel de felicidad que tengas mañana, de forma independiente al que transitas a día de hoy. Incluso, una mente joven ve el futuro como un terreno fértil donde plantar experiencias más allá de lo convencional.

Vejez y apego al presente

Un caso que nos muestra la otra cara de la moneda es el que ocurre en la etapa de vejez, inevitable en cualquier ser humano y que suele tratarse como un “tema tabú” por los jóvenes. Bhattacharjee y Mogilner señalan el apego al presente como un factor clave a la hora de dar forma aquella sensación de felicidad.

“A las personas mayores les queda tiempo limitado, y tienden a perseguir metas que son emocionalmente satisfactorias en el presente”, señala el estudio. Momentos mucho más cotidianos y habituales en el día a día se convierten en pequeñas razones para esbozar una sonrisa cuando llegamos al momento de mayor desgaste físico.

Olor a viejo.
La felicidad en la vejez está relacionado con los momentos más cotidianos. Fuente: Shutterstock.

Claves para la calidez y bienestar

El concepto Hygge, asociado al secreto de la felicidad de los daneses, ha establecido múltiples rutas para la búsqueda de la felicidad. El disfrute de los momentos simples, la conexión social, y el cuidado del bienestar emocional son solo algunos de los consejos que nos entregan para alcanzar una mejor calidad en nuestro día a día.

Después de todo, y como dijimos al principio, la búsqueda de la felicidad es lo que define nuestro rumbo independiente de nuestra edad. Una emoción tan positiva puede estar a un pequeño cambio de distancia.

Temas relacionados