Piloto pierde el control de su avión al abrirse la cabina en pleno vuelo y sobrevive

La piloto Narine Melkumjan revela una experiencia que pudo llevarla por el camino de la muerte.

author

Por:

Nicolas Lafferriere

26 de junio de 2024, 4:44 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Piloto pierde el control de su avión al abrirse la cabina en pleno vuelo y sobrevive
Una piloto cuenta su experiencia cercana a la muerte. Fuente: Pexels

Pocos oficios representan un alto nivel de adrenalina como el de piloto de aviones. Sobrevolar un vehículo más allá de la tierra firme conlleva múltiples peligros y situaciones inesperadas que pueden acercarnos a la muerte. Y si creen que es exagerado decirlo, pueden preguntárselo a Narine Melkumjan.

La piloto neerlandesa tiene la suerte de haber sobrevivido a una situación más que estresante para cualquier persona, y que toma un significado mucho más grande si tenemos en cuenta que la vivió cuando se encontraba en sus entrenamientos preliminares para ser piloto acrobático.

La historia de Narine Melkumjan

Esta historia ocurrió hace un par de años, pero se hizo pública recientemente. Melkumjan se encontraba dentro de un Extra 330LX, un avión conocido por su agilidad y potencia. Lo que comenzó como un vuelo de preparación de rutina, tomó un giro de 180 grados cuando el avión sufrió un incidente inesperado.

Publicidad

article image
Fuente: Instagram (narinemelkumjan)
    La campana del avión que pilotaba se abrió en vuelo y se hizo añicos”, explicó la piloto en su cuenta de Instagram. “Fue una experiencia desafiante que podría haberse evitado si hubiera hecho una verificación visual adecuada antes de despegar. El pasador de bloqueo de la capota nunca había entrado en la posición de bloqueo, y no lo noté durante mis comprobaciones”.

El aterrador video compartido por Melkumjan denota su rostro de preocupación en todo momento. Tal y como relató en sus redes sociales, la cabina de vidrio se abre de forma violenta , obligándola a realizar un aterrizaje de emergencia. Lo que pudo ser un trágico incidente no escatimó en las consecuencias de salud de la piloto.

Complicaciones de salud

El vuelo fue una experiencia angustiosa”, señaló Melkumjan. “Llena de ruido, dificultades respiratorias y problemas de visibilidad. Tardé casi 28 horas en recuperar completamente la visión. Probablemente la parte más difícil fue mantener la energía, cambiando así mi visión y respiración por energía cinética”.

Los problemas auditivos y visuales que experimentó la piloto complicaron su aterrizaje. En sus palabras, ella no pudo ver ni oír durante el transcurso del vuelo. Las únicas palabras que logró percibir desde sus audífonos fueron “sigue volando”.

Narine Melkumjan compartió esta experiencia como una enorme ayuda para aquellos pilotos jóvenes que hoy se encuentran en su lugar, “Si eres un piloto y estás viendo esto, espero que mi historia te sirva de advertencia y que aprendas de mi error”.

Temas relacionados