La increíble historia del creador del Tetris: fue el cerebro del juego más popular, pero no pudo disfrutar de su fortuna hasta 10 años después

Alekséi Pázhitnov extendió su creación más allá de la Unión Soviética, y la convirtió en un fenómeno global.

author

Por:

Nicolas Lafferriere

27 de junio de 2024, 2:56 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
La increíble historia del creador del Tetris: fue el cerebro del juego más popular, pero no pudo disfrutar de su fortuna hasta 10 años después
Fuente: Pexels.

Ya seas una persona que apenas tiene contacto con los videojuegos, o una que respira la cultura gamer, es difícil que no hayas tenido contacto con el Tetris. La creación de Alekséi Pázhitnov sigue vigente como uno de los juegos más famosos del mundo, pero su interesante trasfondo revela lo difícil que era ser un desarrollador dentro de la Unión Soviética (hoy Rusia).

El origen de Tetris

En 1984, y mientras trabajaba como investigador en la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, Alekséi Pázhitnov tomó su ordenador Electronika 60 para programar un título inspirado en los pentominós, un juego de mesa que el graduado universitario en matemáticas jugaba cuando era pequeño. Aquel proyecto evolucionó durante todo un año hasta convertirse en el Tetris que todos conocemos.

A Pázhitnov le fascinaba acercar a sus colegas para mostrarle el efecto “adictivo y relajante” que provocaba su creación ante la gente. Tal fue la fascinación por este título, que su jefe vio obligado a prohibirlo en la oficina para mejorar la productividad de sus empleados.

Publicidad

article image
Alekséi Pázhitnov creó Tetris en 1984, pero apenas recuperó los derechos de su juego doce años después. Fuente: X (@retrochenta)
    Una conversión de este juego a los ordenadores IBM, realizada junto al estudiante Vadim Gerasimov, inspiró a Alekséi Pázhitnov a llevarlo más allá de los límites de la Unión Soviética. El programador sabía que el mundo entero podría enamorarse de Tetris, pero no estaba consciente de las dificultades que tendría que pasar para que su creación tome forma más allá de su país de origen.

Más allá de la URSS

La ley de derechos de autor de la Unión Soviética establecía que toda forma de arte o entretenimiento creada en el país pasaba a formar parte del estado, siendo los únicos que podían comercializar esta creación. El primer paso de esta travesía se cumplió cuando el supervisor de Pázhitnov transfirió los derechos de Tetris a la Academia de Ciencias. A partir de allí, países como Hungría, Polonia e Inglaterra ya podían disfrutar de esta pieza de entretenimiento electrónico.

En 1986, el ingeniero informático británico Robert Stein contactó a Alekséi Pázhitnov y su equipo para obtener una licencia de distribución. Su presentación en el CES (Consumer Electronics Show) de Las Vegas permitió su distribución a manos de Spectrum HoloByte y Mirrorsoft, que se encargaron de transportar Tetris a los ordenadores clave del mercado en aquel tiempo, como la Commodore 64, Atari ST, Amstrad, y las del sistema MS-DOS.

En Japón, los derechos los tuvo Bullet-Proof Software, empresa dirigida por Henk Rogers que se encargó de llevar el juego a Game Boy y Nintendo Entertainment System (o Famicom). Esta última compitió con una versión no licenciada realizada por Tengen, nombre que utilizaba Atari Games para lanzamientos no licenciados. Mientras empezaba la guerra de versiones, Alekséi Pázhitnov se estableció a Estados Unidos y formó una alianza con Henk Rogers para recuperar los derechos de su título.

Una compleja demanda entre ambas compañías resultó en la creación de The Tetris Company en 1996, que permitió a Alexey Pajitnov su primer día de pago a doce años de su desarrollo. Hoy en día, la distribución de Tetris se encuentra a cargo de su propio creador, y más de 1.000 millones de personas en todo el mundo han tenido la oportunidad de poner sus manos en este milagro del entretenimiento electrónico soviético.

Temas relacionados