Morbo y plataformas: estas son las razones de las producciones sobre crímenes reales que son un éxito

¿Eres fan de las producciones sobre crímenes reales? Entérate de las razones por las que no puedes despegarte de este género.

author

Por:

Julia Castro

29 de junio de 2024, 2:47 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Morbo y plataformas: estas son las razones de las producciones sobre crímenes reales que son un éxito
¿Por qué son tan exitosas las producciones sobre crímenes reales? Fuente: Freepik

Que si Bailar con el Diablo, el Estafador de Tinder o Ted Bundy, no importa en qué plataforma las mires, pareciera que todo el tiempo hay una nueva película, documental o serie basados en un crimen real. Y no importa si no lo consumes, medio mundo habla de él y te surge curiosidad del caso. Pero, ¿de dónde viene el gusto por ver y consumir crímenes reales?

Bueno, pues nada de otro mundo, esta curiosidad es normal y la Psicología puede ayudarnos a explicarla. Pero antes, debemos saber que es un crimen real -o true crime-, este se usa para describir productos que relatan crímenes reales, generalmente muy polémicos, en manos de los medios y en ocasiones con un misterio no resuelto. En la narrativa se muestra la investigación, reconstrucción y hasta dramatización de casos reales, tal es el caso de Jeffrey Dahmer en Netflix.

article image
Las razones por las que nos gustan los crímenes reales. Fuente: Freepik

Aunque hay personas que lo relacionan mucho con el terror por el miedo que generan las situaciones descritas o los personajes involucrados, este género no es de ficción, pues como su nombre indica, se basa en crímenes reales.

Publicidad

¿Dónde comienza este tipo de género y por qué ha ganado tanta popularidad?

El género del crimen real existe desde hace cientos de años, hay registros de publicaciones que informaban y describían delitos capitales que datan de entre 1550 y 1700, según la escritora y académica Pamela Burger. Estas publicaciones tenían modos sensacionalistas, y eran muy comunes en Estados Unidos e Inglaterra.

En esta misma época, exactamente en 1888, surge el relato de Jack el Destripador, que también atrajo la atención pública. Aunque no fue el primer asesino serial, sí fue uno de los primeros en causar un fenómeno tan mediático, que es conocido hasta nuestros días.

Sin embargo, las plataformas de streaming transformaron estos crímenes y asesinatos en algo mediático que también ayudaría a implementar los crímenes reales en documentales, series y películas, que llaman tanto la atención. Algunos programas sobre estos son en HBO, como The Ringer, I Love You o Now Die, y en Netflix, con El ángel de la muerte o Desaparición en el hotel Cecil.

Respecto a España, en los últimos tiempos han sido muy comentadas y debatidas las producciones de Netflix como El cuerpo en llamas, sobre el caso de la Guardia Urbana, o El caso Asunta, sobre el crimen de la niña Asunta Basterra Porto.

Las razones por las que nos sentimos tan atraídos por los crímenes reales:

  • Los psicólogos sugieren que es una atracción a la transgresión que ejecuta un tercero, es decir, tenemos como una fascinación por aquella persona que viola las reglas que nosotros no nos atrevemos a transgredir.
  • Las producciones de crímenes reales conllevan a quienes las ven al asombro y al miedo.
  • Nos gusta sentirnos detectives y es que la curiosidad es muy humana, nos gusta ver los detalles y seguir una historia. Sentirnos inteligentes al poner las piezas en su lugar.
  • Los expertos señalan que nos permite explorar la mente del agresor en un ambiente seguro y exploramos sus emociones sin nosotras hacer algo peligroso, prohibido o incluso ilegal.
  • La adrenalina provoca que se te acelere el corazón o te hace respirar más rápido. Pero cuando tu cerebro se da cuenta de que no es un peligro real, esa adrenalina se transforma en algo placentero.

En tanto, las producciones de crímenes y asesinatos satisfacen nuestra curiosidad natural por lo desconocido, nos permiten explorar los rincones oscuros del comportamiento humano y nos ofrecen la oportunidad de involucrarnos en la resolución de misterios desde la seguridad.

Temas relacionados