Esto dice la DGT acerca de la prioridad de los vehículos de emergencia en una rotonda

Los vehículos de emergencia pueden requerir nuestra colaboración en diversas situaciones, incluyendo rotondas y glorietas. ¿Cómo debemos actuar en estos casos?

author

Por:

Adonis Martínez

16 de junio de 2024, 11:45 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Vehículo de emergencias.
La DGT nos cuenta cómo actuar en estos casos. Fuente: DGT.

Las rotondas y glorietas han transformado significativamente la circulación urbana desde su implementación, mejorando el flujo de tráfico y reduciendo accidentes en intersecciones. Diseñadas para facilitar el movimiento continuo de vehículos y minimizar la necesidad de semáforos, estas estructuras han demostrado ser muy eficaces para hacer el tráfico más fluido. Sin embargo, como cualquier infraestructura de tráfico, no están exentas de problemas.

La falta de comprensión y respeto por las reglas de prioridad, junto con la inexperiencia de algunos conductores, puede causar congestión y accidentes en estos puntos. Además, las rotondas mal diseñadas pueden complicar la navegación, especialmente para vehículos pesados y servicios de emergencia, lo que destaca la necesidad de una planificación y señalización adecuadas para maximizar su efectividad y seguridad.

Precisamente en el tema de los servicios de emergencia se ha centrado la Dirección General de Tráfico en su último tweet publicado en su perfil de X. En esta publicación, la DGT subraya la importancia de saber cómo actuar en situaciones críticas. Al circular por el interior de una glorieta o rotonda, teniendo la prioridad de paso, es esencial actuar rápidamente para no obstaculizar el paso de un vehículo prioritario.

Publicidad

Glorieta.
Esto dice la DGT sobre los vehículos de emergencia y las rotondas. Fuente: Pixabay.

¿Qué debemos hacer si un vehículo de emergencias está en una rotonda?

    Al igual que en una vía convencional, los conductores de vehículos convencionales tienen la obligación de ceder la prioridad y facilitar el paso a los vehículos de emergencia, incluso si tienen la prioridad de su lado. En estas situaciones, debemos apartarnos de la trayectoria del vehículo de emergencia. En casos extremos, incluso, debemos detenernos por completo, aunque estemos dentro de la rotonda, permitiendo que la ambulancia, el camión de bomberos o el coche de policía pueda continuar sin desviarse.

Si en una situación así un vehículo que circula detrás de nosotros colisiona, la responsabilidad del accidente recaerá en ese vehículo por no respetar la distancia de seguridad, incluso si hemos frenado en un lugar poco usual.

Temas relacionados