Primer Ministro de Eslovaquia, Robert Fico, recibió un disparo tras una reunión de gobierno

Miles de personas están contra las reformas de Robert Fico, a quien consideran que está en contra de la política occidental. Tras el ataque, ya hay condenas contra la violencia política en toda Europa.

JuliaCastro

Por:

Julia Castro

15 de mayo de 2024, 4:59 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Robert Fico, Primer Ministro de Eslovaquia es llevado a un hospital tras recibir un disparo. Fuente: AP

El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, sufrió heridas graves por disparos en un intento de asesinato el miércoles, dijo la oficina del Gobierno. Fico, de 59 años, fue llevado de urgencia a un hospital de la ciudad de Handlova, en el centro del país, tras celebrar allí una reunión gubernamental, y trasladado en helicóptero a la ciudad de Banska Bystrica para recibir tratamiento.

En un vídeo publicado en redes sociales se escuchan varios disparos tras la reunión en Handlova, al noreste de la capital, Bratislava. La policía detuvo a un hombre y los agentes de seguridad empujaron a alguien a un automóvil y se marcharon.

Los servicios de emergencia dijeron que recibieron información sobre un hombre herido de bala en Handlova poco después de las 14:30 hora local (1230 GMT) y enviaron un helicóptero de emergencia a un paciente de 59 años.

Publicidad

La emisora TA3 informó de cuatro disparos, uno de los cuales alcanzó a Fico en el abdomen. El vicepresidente del parlamento Lubos Blaha confirmó el incidente en una sesión legislativa, la que declaró concluida hasta nuevo aviso, reportó la agencia de noticias eslovaca TASR. Por su parte, la presidenta Zuzana Caputova condenó el “brutal y despiadado” ataque contra el primer ministro además lo calificó como “ataque a la democracia”.

Servicios de emergencia llevan a Robert FIco. Fuente: AP

Una reunión y un final trágico para la larga trayectoria de Fico

El Gobierno eslovaco estaba reunido en Handlova, 190 kilómetros al noreste de Bratislava, en el marco de una gira por las regiones del país tras llegar al poder a finales del año pasado. Por lo que Fico volvió a ser primer ministro del país centroeuropeo, miembro de la Unión Europea y de la OTAN, por cuarta vez el año pasado, tras modificar su rumbo político para atraer a un electorado cambiante.

En sus tres décadas de carrera, Fico se ha movido entre la corriente proeuropea y posiciones nacionalistas opuestas a las políticas de la UE y Estados Unidos. También se ha mostrado dispuesto a cambiar de rumbo en función de la opinión pública o de la evolución de la realidad política.

Fico, quien va por su tercer mandato, y su partido izquierdista Smer (Dirección), ganaron las elecciones parlamentarias del 30 de septiembre, resurgiendo políticamente tras hacer campaña con retórica pro-Rusia.

    Los críticos temían que Eslovaquia, bajo Fico, abandonaría la postura prooccidental del país y se inclinarías por la tendencia populista del primer ministro húngaro Viktor Orbán. Miles de personas repetidamente han protestado en la capital y por toda Eslovaquia contra las políticas de Fico.
Agentes de seguridad tras el ataque a Robert Fico. Fuente: Afp

Un sin fin de reacciones en redes sociales

El presidente electo Peter Pellegrini, aliado de Fico, calificó el hecho de “una amenaza sin precedente contra la democracia eslovaca. Si expresamos nuestras opiniones políticas con pistolas en la plaza y no en los centros de votación, estaremos poniendo en riesgo todo lo que hemos construido juntos en 31 años de soberanía eslovaca”.

Los principales partidos opositores, Eslovaquia Progresista y Libertad y Solidaridad, cancelaron una protesta contra un controvertido plan del gobierno de reformar los canales de comunicación públicos y dijeron que le darían al gobierno control total de la radio y la televisión públicas.

Surgieron rápidamente condenas contra la violencia política de toda Europa, aunque no se ha esclarecido el motivo del ataque.

La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen condenó “el ataque vil”. “Tales actos de violencia no tienen cabida en nuestra sociedad y socavan la democracia, nuestro bien común más preciado. Mis pensamientos están con el primer ministro Fico y su familia”, dijo Von der Leyen.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo en X que está “aturdido y asombrado por el tiroteo”. Por su parte, el primer ministro checo Petr Fiala calificó el incidente de “estremecedor” y añadió: “Le deseo al primer ministro una pronta mejoría. No podemos tolerar la violencia, no hay lugar para ella en la sociedad”.

Temas relacionados