Impactante historia: la biografía de una mujer que fue secuestrada y se crió entre los monos

La colombiana Marina Chapman cambió su vida para siempre tras ser abandonada en la selva.

author

Por:

Nicolas Lafferriere

24 de junio de 2024, 8:18 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Impactante historia: la biografía de una mujer que fue secuestrada y se crió entre los monos
Marina Chapman fue criada por monos durante cinco años tras ser secuestrada y abandonada. Fuente: X (@Morbidful)

La historia de Marina Chapman ha sido objeto de debate por parte del público. A diez años de la publicación de su autobiografía The Girl With No Name, las opiniones sobre su vida y obra resultan muy dispersas. Algunos opinan que se trata de una historia real de supervivencia, mientras que otros apuntan a un relato de ficción disfrazado de realidad.

Cualquiera sea el caso, las desventuras y viajes relatados por la propia mujer en su libro han sido más que llamativos para todo el mundo. Aquel relato, al más puro estilo de Tarzán y con más dudas que certezas a su alrededor, tiene todos los tintes para convertirse en una historia de vida épica.

Su nueva familia: los monos

El comienzo de esta historia es tan repentino como lo vivió la propia Chapman. A sus cuatro años, y mientas jugaba en el jardín de su casa, fue forzada frente a un pañuelo blanco con una sustancia química. La niña perdió el conocimiento por un tiempo indefinido, hasta que despertó en la parte trasera de un camión junto a otros niños aterrorizados.

Publicidad

article image
Marina Chapman sobrevivió cinco años en la selva, además de varias penurias en su infancia. Fuente: X (@FascinateFlix)

Marina fue abandonada en lo más profundo de la selva. Enfrentándose al miedo y al hambre, la niña se acurrucó en la base de un árbol mientras temblaba de miedo y soledad. Al día siguiente, encontró la que sería su familia en años posteriores: una manada de monos capuchinos de la que aprendió a sobrevivir.

Los primates le permitieron reconocer los alimentos comestibles y evitar los peligros de la selva. Gracias a ellos, Marina aprendió habilidades como trepar árboles y evitar a los depredadores. Con el tiempo, se integró por completo a la manada como si fuera una más de ellos. Chapman fue parte de peleas territoriales, los lazos sociales, e incluso encontró un maestro en forma de un gran mono de pelaje blanco, al que llama “El Abuelo”.

Su tortuoso regreso a la civilización

Cinco años después, y de la misma forma que fue retirada de su primer hogar, Marina fue raptada por un grupo de cazadores y vendida a un Burdel en Cúcuta. Los maltratos de la dueña obligaron a la mujer salvaje a abandonar aquel local, empezando una vida en la calle que pudo sobrepasar con la fuerza y habilidades que ganó en la selva.

Mientras crecía en las calles, Marina empezó a trabajar como empleada doméstica para un familia maltratadora. Fue la vecina de aquel hogar quien la llevó a un convento para tener una mejor vida. Con el tiempo, la joven sería adoptada por una familia mucho más protectora, que permitió su educación y posterior viaje a Inglaterra.

El nuevo comienzo de Marina llegó en 1978, cuando se casó con John Chapman y formó una familia rodeada de amor y estabilidad. Sus dos hijas fueron las que insistieron en hacer pública su lucha de supervivencia, que a día de hoy inspira a muchas personas del mundo por la fortaleza y el espíritu indomable que presentó en su difícil infancia.

Temas relacionados