Conoce París a bajo costo durante los Juegos Olímpicos 2024

La Ciudad Luz se prepara para albergar los XXXIII JJ. OO. de la era Moderna. Entre el 26 de julio y el 11 de agosto, la capital francesa se convertirá en el centro de atención mundial.

author

Por:

Cristian Ortega Mahan

5 de julio de 2024, 8:30 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Conoce París a bajo costo durante los Juegos Olímpicos 2024
Las posibilidades de descubrir país con paseos económicos es una realidad. Fuente: AFP

La París que conocemos hoy es el resultado de las grandes transformaciones urbanas iniciadas por el barón Haussmann y las exposiciones universales de finales del siglo XIX y principios del XX. La ciudad ha experimentado cambios continuos y significativos, y se ha preparado meticulosamente para la ocasión, presentándose una vez más al mundo.

Con motivo de los Juegos Olímpicos, que regresan a la capital francesa un siglo después de los de 1924, París aprovechará la oportunidad para demostrar su evolución hacia una metrópoli más humana y acogedora, tanto para sus ciudadanos como para los visitantes.

article image
La Torre Eiffel será parte central de los JJOO PArís 2024. Fuente: Prensa París 2024

Bicicletas públicas: la revolución verde

Uno de los legados más notables de los Juegos Olímpicos será la red de más de 1.000 kilómetros de ciclovías disponibles para parisinos y turistas. El servicio público de bicicletas Velib ofrece miles de bicicletas con pases diarios a un costo de cinco euros, permitiendo trayectos ilimitados de hasta 30 minutos para hasta cinco usuarios, ideal para grupos de viajeros.

Publicidad

Las bicicletas son perfectas para explorar los monumentos ubicados a lo largo del Sena, en zonas relativamente planas. Desde la Torre Eiffel hasta Notre Dame, pasando por la Plaza de la Concordia, el Louvre y el Museo de Orsay, todos estos lugares cuentan con estaciones de bicicletas cercanas.

Para los más aventureros, es posible embarcarse en rutas de día completo, ya sea en bicicletas tradicionales o eléctricas, y visitar el Palacio de Versalles a 20 kilómetros, o la casa y jardín de Claude Monet en Giverny, donde se puede admirar el famoso puente japonés plasmado en sus pinturas.

El Sena: de paseo a bañarse

El recorrido de ocho kilómetros desde la Torre Eiffel hasta Notre Dame, a lo largo de las riberas del Sena, es uno de los paseos más icónicos del mundo y será el escenario de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de París 2024, trasladando este acto del estadio al corazón de la ciudad por primera vez.

La recuperación de las orillas del Sena y los proyectos de limpieza de sus aguas han sido fundamentales en la transformación de la ciudad. Aunque no será posible nadar en el río este año, París ha anunciado que para 2025 se habilitarán zonas acotadas para el baño, tras décadas de prohibición debido a la contaminación.

Mientras tanto, los turistas pueden disfrutar del programa Paris Plage durante el verano, que transforma las riberas del Sena en un espacio con terrazas, tumbonas, sombrillas, música y festivales de cine, donde relajarse y organizar picnics con vistas a monumentos mundialmente conocidos.

Cultura en constante evolución

Los visitantes de París en los próximos meses no podrán visitar la catedral de Notre Dame, que sigue en reconstrucción tras el incendio del 2019, con trabajos que concluirán en diciembre de este año. Sin embargo, pueden disfrutar de una recreación en realidad virtual del monumento en los bajos de la plaza.

El Centro Pompidou, el museo de arte contemporáneo más prestigioso de Europa, cerrará sus puertas en marzo del 2025 para someterse a una rehabilitación después de 50 años de funcionamiento, por lo que los interesados deben aprovechar la oportunidad de visitarlo antes de su cierre.

París sigue siendo un hervidero cultural con muchas novedades. El museo de la Fundación LVMH, diseñado por Frank Gehry y ubicado en el Bois de Boulogne, ofrece una vista única de la ciudad desde sus terrazas, además de su colección de arte contemporáneo.

La nueva generación de pinacotecas en París, impulsada por grandes nombres del lujo, incluye la Colección Pinault en el antiguo edificio de la Bourse de Commerce, la última adición al universo del arte contemporáneo parisino.

Con su transformación en una ciudad amigable con la bicicleta y sus nuevas ofertas culturales, París reafirma que sigue siendo válida la célebre frase: “París bien vale una misa”.

Temas relacionados