¿Quiénes conforman el Consejo Internacional de las Culturas Taurinas?

El Consejo busca promover las tradiciones culturales de los países que representa, mostrando la otra cara de la práctica de la Tauromaquia. Conoce aquí todos los detalles.

KarlaRoca

Por:

Karla Roca

20 de mayo de 2024, 11:00 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Fuente: Canva memyselfaneye de pixabay

Por definición, la tauromaquia es una disciplina en la cual se contiende con un toro. Ya sea a pie o a caballo, un hombre busca hacer enfurecer al animal para provocar que este lo ataque, y entonces evadir sus intentos por embestirlo.

Toda la faena incluye no solo el acto, sino la vestimenta típica, los instrumentos utilizados y las armas, con las cuales finalmente el torero asesina al animal.

Fuente: Canva Fernando Cortes

Este popular evento se remonta a épocas de la prehistoria, cuando el hombre intentaba demostrar su valentía frente a un animal que lo superaba en tamaño y fuerza.

Publicidad

Esta costumbre se mantuvo por siglos, y personalidades de todo el mundo acuden a España y otros países a presenciar las famosas corridas de toros.

¿Para qué fue creado el Consejo Internacional de las Culturas Taurinas?

Durante muchos años, antitaurinos en varias partes del mundo donde se celebran las faenas, han buscado prohibir la práctica por considerarla crueldad y maltrato animal.

Con el afán de defender la cultura y la tradición de la tauromaquia, recientemente se creó este Consejo en Madrid, con la participación de organizaciones taurinas de países como Portugal y Francia en Europa, y México, Colombia, Ecuador, Venezuela y Perú en América.

Fuente: Canva Fernando Cortes

El antropólogo francés y portavoz del Consejo Internacional de las Culturas Taurinas (Cicult) François Zumbiehl menciona que “una cultura, minoritaria o no, no puede ser enjuiciada, y menos censurada por ninguna autoridad, salvo que dañe los principios universales de los derechos humanos”.

    Argumenta que ellos como espectadores y fanáticos solo tienen la intención de compartir el patrimonio que refleja su historia y cultura, así como de defender la riqueza ecológica y la tradición taurina, considerada como diversa, como un arte.

Finalmente, Zumbiehl afirma que la intención es “acrecentar la solidaridad entre las comunidades aficionadas de los países involucrados para que se respete, a la luz de la Declaración universal de los derechos humanos y de las convenciones de la Unesco, la diversidad y la libertad de las culturas del toro.”

Y tú, ¿conocías como funcionaba este Consejo? ¿Qué opinas sobre él? Déjanos conocer tu opinión en nuestras redes sociales.

Temas relacionados