India: dramática ola de calor lleva casi 40 días

El intenso calor de Nueva Delhi ya está afectando incluso a la fauna local, que no puede soportar tantos días consecutivos de altas temperaturas.

author

Por:

Adonis Martínez

23 de junio de 2024, 10:52 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Murciélagos muertos en la India.
Murciélagos muertos en la India. Fuente: @r_gov11 en X.

Nueva Delhi ha soportado temperaturas superiores a los 40 grados durante 37 días consecutivos, creando una ola de calor que afecta tanto a la población humana como al suministro eléctrico debido a la alta demanda de aire acondicionado, según informa la BBC desde La India. Esta situación ha provocado frecuentes cortes de electricidad, complicando la vida de los residentes que intentan mantenerse frescos.

Las autoridades meteorológicas han emitido alertas rojas, advirtiendo que la ola de calor podría continuar en los próximos días. En la primera semana de junio, más de 50 personas murieron a causa del calor en Uttar Pradesh, y los animales de la zona también están sufriendo.

Así sucumben los murciélagos al calor en la India

En redes sociales se han compartido imágenes de murciélagos cayendo muertos desde los árboles en Nueva Delhi. Esta siniestra lluvia, muy diferente de las precipitaciones necesarias, no se espera que termine pronto, según los meteorólogos. La causa principal de la muerte de los murciélagos es el agotamiento por calor, lo que impide que mantengan su temperatura corporal adecuada, llevándolos al colapso. Expertos indican que estos incidentes son resultado del estrés térmico extremo que supera la capacidad de los murciélagos para sobrevivir en su entorno natural.

Publicidad

Esto no es nuevo en La India

Este preocupante suceso no es la primera vez que ocurre en la India. En 2020, se reportó un fenómeno similar durante otra ola de calor extrema. En esa ocasión, las temperaturas alcanzaron niveles récord, lo que provocó la muerte masiva de murciélagos debido a derrames cerebrales causados por el calor extremo.

Estos incidentes no solo resaltan la vulnerabilidad de la fauna local, sino que también subrayan la urgencia de abordar el cambio climático y sus devastadores efectos en la biodiversidad. Las olas de calor, cada vez más frecuentes e intensas debido al calentamiento global, representan una amenaza significativa tanto para los animales como para los seres humanos.

La muerte de murciélagos por estrés térmico es un indicador claro de cómo el cambio climático está alterando los ecosistemas y sobrepasando la capacidad de adaptación de muchas especies. Esto debería servir como un llamado de atención para implementar medidas más efectivas que mitiguen el impacto del cambio climático y protejan tanto a la fauna como a las comunidades humanas de futuras catástrofes ambientales.

Temas relacionados