La sencilla acción con el aire acondicionado para ahorrar en la factura de la luz

Es tan necesario en verano, pero a la vez tan costoso ponerlo en funcionamiento, que mejor repasar estos consejos para sacarle el mejor provecho.

author

Por:

Cristian Ortega Mahan

29 de junio de 2024, 3:30 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
La sencilla acción con el aire acondicionado para ahorrar en la factura de la luz
Con estos consejos, podrás ahorrar al usar el aire acondicionado. Fuente: Pexels

Con la llegada del verano, las altas temperaturas se hacen sentir, llevando a muchas personas a buscar maneras de mantener sus hogares frescos y a una temperatura confortable. Una opción común es instalar un aparato de aire acondicionado, aunque esto puede resultar costoso en términos de consumo eléctrico.

También hay opciones como los aparatos portátiles o los ventiladores de techo, pero en este caso nos vamos a concentrar en los aires acondicionado tradicionales.

article image
Utilizar bien el aire acondicionado mejorará su eficiencia. Fuente: Pexels

¿Cómo puedo optimizar el uso del aire acondicionado?

Al igual que con la calefacción en invierno, surgen dudas sobre cómo lograr la eficiencia energética y minimizar los gastos al usar el aire acondicionado. ¿Es mejor encenderlo y apagarlo según sea necesario, o dejarlo encendido a una temperatura baja constante?

Publicidad

Encender y apagar el aire acondicionado repetidamente aumenta el consumo, ya que cada arranque obliga al aparato a trabajar más intensamente. Los expertos coinciden en que para maximizar el ahorro energético, es preferible mantener el aire acondicionado encendido a un nivel bajo y constante. De esta manera, el sistema opera a menos de su máxima potencia, adaptándose mejor a las condiciones de temperatura interior y evitando picos de consumo.

Además, existen consejos prácticos para reducir el consumo eléctrico del aire acondicionado:

  • Mantener el termostato entre 24 y 28 grados para un confort óptimo.
  • Enfriar gradualmente la habitación en lugar de bajar la temperatura drásticamente.
  • Apagar el aire acondicionado al menos media hora antes de salir para aprovechar el enfriamiento residual.
  • Cerrar puertas y ventanas para mejorar la eficiencia energética y evitar pérdidas de frío.
  • Utilizar persianas y cortinas para bloquear el calor exterior.
  • Considerar el uso de un termostato inteligente para programar horarios de encendido y apagado según los hábitos de uso y la ocupación del hogar.
article image

Estos consejos no solo ayudan a controlar el gasto en electricidad durante los meses de calor, sino que también contribuyen a mantener un ambiente más cómodo y sostenible en el hogar.

Temas relacionados