Pedro Sánchez reacciona a la derrota de la ultraderecha en Francia

El presidente del gobierno de España celebra la reacción de Europa ante la resistencia progresista.

author

Por:

Adonis Martínez

8 de julio de 2024, 5:47 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Pedro Sánchez Palestina.
Pedro Sánchez en el congreso de los diputados. Fuente: @hugo_snyder9 en X

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado su satisfacción por la victoria del Nuevo Frente Popular en las elecciones legislativas de Francia. En su perfil de ‘X’, Sánchez subrayó: “Con la ultraderecha ni se pacta ni se gobierna”, mostrando su postura firme contra alianzas con esta corriente política.

Asimismo, el mandatario español se ha pronunciado sobre los recientes comicios en el Reino Unido, donde el partido laborista ha salido victorioso.

Esta semana, dos de los países más grandes de Europa han seguido el mismo rumbo que España tomó hace un año: han rechazado la ultraderecha y han optado por una izquierda social comprometida a abordar los problemas de la ciudadanía con políticas serias y audaces. Así lo ha expresado en un comunicado reciente.

Publicidad

Además, señaló que tanto Reino Unido como Francia han mostrado su apoyo al progreso y al avance social, diciendo SÍ al desarrollo y NO al retroceso en derechos y libertades.

Así ha frenado la izquierda europea a la ultraderecha

La coalición de izquierda Nuevo Frente Popular ha obtenido entre 180 y 215 escaños en la Asamblea Nacional tras la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas celebradas este domingo. Este resultado impide que el partido de extrema derecha Agrupación Nacional obtenga una mayoría, ya que se proyecta que conseguirán entre 120 y 150 asientos, quedando así en tercera posición. Las cadenas de televisión TF1 y LCI han publicado estas proyecciones, destacando el significativo avance del Nuevo Frente Popular y la contención del avance de la ultraderecha.

Este resultado refleja un cambio importante en el panorama político francés, mostrando un rechazo a las políticas extremistas y un apoyo creciente a la izquierda. La coalición de izquierda, al asegurarse un número considerable de escaños, podrá ejercer una influencia notable en la legislación y en la dirección política del país, mientras que la Agrupación Nacional tendrá que conformarse con una posición menor, aunque todavía relevante, en la Asamblea Nacional.

Temas relacionados