El osado plan de Suiza para intentar combatir una ola de adicciones

La desesperante situación ha hecho que el país europeo comience a replantear sus actuales estrategias y analiza otros caminos para poder realizar un “control de daños”.

author

Por:

Cristian Ortega Mahan

1 de julio de 2024, 9:00 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
El osado plan de Suiza para intentar combatir una ola de adicciones
Los especialistas no se ponen de acuerdo sobre cómo enfrentar el problema. Fuente: Pexels

En los últimos tres años, Suiza ha visto un notable incremento en la adicción al crack, especialmente en Ginebra, lo que ha llevado a un creciente clamor por replantear las políticas de drogas. En lugar del enfoque prohibicionista, se está considerando un giro hacia el “control de daños”, tratando el problema como una cuestión de salud más que de seguridad.

La Comisión Federal por la Adicción y Prevención de Enfermedades No Comunicables ha estado investigando el tema y se han discutido varias propuestas, incluida la distribución estatal de cocaína. “Las personas que consumen crack muchas veces al día caen en un círculo vicioso de búsqueda y consumo”, explicó Christian Schneider, vicepresidente de la Comisión.

Desde el Parlamento de Berna, se ha propuesto una ley para vender cocaína de manera controlada. La idea es ir más allá de la simple represión y adoptar políticas que ayuden a tratar a los adictos.

Publicidad

article image
Sectores en Suiza piden cambiar el enfoque respecto a las adicciones. Fuente: Pexels

Ciudades en crisis

Ginebra fue una de las primeras ciudades afectadas por la crisis del crack, y ahora ciudades como Lausanne, Basilea y Zurich están enfrentando problemas similares. Algunas urbes han reaccionado creando servicios sanitarios adicionales o tienen previsto hacerlo. La Oficina Federal de Salud Pública ha convocado mesas redondas con cantones y ciudades para abordar el problema.

Schneider advierte que Suiza entera se verá afectada por esta situación durante mucho tiempo. Por ello, su institución está buscando realizar investigaciones controladas para evitar que los adictos enfrenten problemas aún mayores debido a su adicción.

“Estamos sugiriendo formas de administrar cocaína a los consumidores de crack gravemente adictos para que puedan romper el círculo vicioso y recuperarse”, comentó Schneider. Entre las opciones, se contempla la creación de equipos que puedan visitar a los adictos y proporcionarles atención médica o psicoterapéutica.

article image
Suiza se debate en qué hacer por una ola de adicciones. Fuente: Pexels

Opiniones de los expertos

No toda la comunidad médica está de acuerdo con la idea. Marc Vogel, especialista en medicina de adicciones de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Basilea, ha trabajado en estrategias de tratamiento para la adicción al crack y a la cocaína para el Gobierno federal. Al medio Swiss Info declaró: “La pregunta principal es si podemos lograr la saturación para que la gente esté satisfecha. Es al menos muy cuestionable si esto funcionará con la distribución de cocaína”.

Vogel advierte que la cocaína es mucho más dañina que los opioides, ya que afecta severamente al corazón y los vasos sanguíneos, además de poder provocar psicosis. “Surgen muchas preguntas. Los grandes éxitos conseguidos con los sustitutos de la adicción a los opioides no se pueden trasladar a la cocaína”, reconoció.

Mientras tanto, los legisladores de Berna están promoviendo una prueba piloto de “venta controlada” de cocaína para uso recreativo, en lo que describen como un enfoque “radical” en la lucha contra las drogas. Este proyecto del Partido Alternativa de Izquierda se propone en una ciudad con uno de los niveles más altos de consumo de cocaína en el país y en Europa.

“La guerra contra las drogas fracasó y tenemos que buscar nuevas ideas”, explicó la legisladora Eva Chen, una de las impulsoras de la propuesta. Añadió que “el control y la legalización pueden ser mejores que la mera represión”.

article image
Berna es una de las ciudades con mayores problemas. Fuente: Pexels

Chen aclaró que “todavía estamos lejos de una legalización”, pero que esto no debería impedir la búsqueda de “nuevos enfoques”. “Por eso pedimos un ensayo piloto supervisado científicamente”, con controles de calidad y campañas de información, explicó la legisladora.

Suiza no sería el primer país en experimentar con proyectos similares. En Ohio, Estados Unidos, se despenalizó la posesión de pequeñas dosis de cocaína y heroína, y se legalizó el acceso a hongos alucinógenos. Asimismo, en España, Italia y Portugal, no se imponen penas de prisión por posesión de drogas como la cocaína. En este contexto, Suiza está revisando su postura después de que expertos criticaran la prohibición total por ser ineficaz.

Temas relacionados