¿Qué hay detrás del debacle de Fernando Alonso y Aston Martin?

A diferencia del 2023, la escudería de Lawrence Stroll parece estar perdiendo las esperanzas de victorias para esta temporada, y ni se diga de luchar por algún título.

KarlaRoca

Por:

Karla Roca

24 de mayo de 2024, 11:15 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Fuente: Aston Martin Aramco Formula One Team

El pasado Gran Premio de Imola 2024 parece ser la peor actuación del gran Fernando Alonso con Aston Martin, al menos hasta ahora, y a pesar de que se mantenían muchas esperanzas con las configuraciones del año pasado, esta temporada el sueño de pelear al frente parece estar lejos de terminar.

Manteniéndose como el quinto lugar de la parrilla, la escudería Aston Martin no ha logrado el rendimiento suficiente para dar carreras como las que habíamos presenciado el año pasado, cuando vimos a El Nano alzarse con 8 podios, un resultado muy contratante si pensamos en el único podio del español con Alpine en dos temporadas.

Después de el Gran Premio del fin de semana pasado, Alonso reconoció que habían utilizado el circuito para pruebas del AMR24, ya que rebasó la línea de meta en último lugar tras la actualizaciones. El asturiano solo atinó a declarar que se iba a casa pensando ya en Mónaco.

Publicidad

Fuente: Aston Martin Aramco Formula One Team

Aston Martin ¿Cuál es el problema?

    Sin embargo, la razón de esta caída no es una sola. El principal cambio que ha derivado en los malos resultados es la actualización de la suspensión trasera.

Recordemos que Aston Martin está catalogado como un equipo cliente, es decir, necesita de un proveedor de unidad de potencia y caja de cambios, en este caso su proveedor es Mercedes.

La escudería de las flechas plateadas tiene toda la oportunidad de desarrollar sus monoplazas a su antojo, desde cero, mientras que Aston Martin debe adaptarse a lo que se le provea.

Fuente: Aston Martin Aramco Formula One Team

Dicho esto, el cambio de Mercedes en la suspensión para esta temporada, pasando de “Pull Rod” a “Push Rod” fue algo que la escudería británica también tuvo que adoptar, y a ninguna de las dos parece estarle funcionando para obtener resultados favorables.

Esta situación se da no porque una suspensión sea mejor que otra, sino porque al hacer el cambio, es como empezar de nuevo con la unidad, y la adaptación a esta suele tardar, sobre todo considerando que en algunas prácticas libres de ciertos fines de semana han sido modificadas para dar paso a las carreras Sprint, lo cual quita tiempo de pruebas a los equipos.

¿Podrá Alonso y Aston Martin levantar a tiempo para esta temporada? Sin duda esperamos que el asturiano tenga la oportunidad de demostrar su talento en sus próximas apariciones.

Temas relacionados