¿Por qué cada vez más gente tiene menos sexo? Se llama “invierno sexual”

Por diferentes razones, tanto en Europa como en los Estados Unidos, cada vez más personas eligen vivir en celibato voluntario.

CristianOrtega

Por:

Cristian Ortega Mahan

3 de junio de 2024, 9:00 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Sin culpa, cada vez más personas prefieren una vida célibe. Fuente: Pexels

La revolución sexual, que alguna vez trajo consigo una era de sobresaturación erótica, está siendo reemplazada por una nueva tendencia: el celibato voluntario y el desinterés en las citas y la vida en pareja.

Este fenómeno se está observando en países de Europa Occidental y en Estados Unidos, donde en las últimas décadas se ha notado una disminución en la frecuencia de la actividad sexual. A principios de la década de 2010, los adultos estadounidenses tenían relaciones sexuales nueve veces menos al año en comparación con finales de los años 90.

Jóvenes se mantienen largos periodos de tiempo sin sexo. Fuente: Pexels

Datos sobre la inapetencia sexual

El descenso en la actividad sexual es más evidente entre los jóvenes. En 2018, uno de cada tres hombres estadounidenses de entre 18 y 24 años reportaron no haber tenido relaciones sexuales en el último año. Este estudio, que analizó los cambios desde 2009, muestra una caída constante en la vida sexual de la población.

Publicidad

La tendencia a la baja en la cantidad de estadounidenses que practican sexo al menos una vez a la semana se ha mantenido en los últimos años, cayendo al 33% en 2021, y mostrando solo un leve aumento al 35% en 2022. En comparación con 1989, cuando casi la mitad de la población reportaba tener relaciones sexuales semanalmente, las cifras actuales representan un marcado descenso. El Instituto de Estudios de la Familia (IFS, por sus siglas en inglés) indica que la recesión sexual aún no ha terminado, según indica RT en un extenso reportaje.

En Francia, la situación es similar. Una encuesta reciente de la consultora IFOP, publicada en febrero, reveló que solo el 40% de los encuestados tiene sexo una vez por semana, en comparación con el 60% de hace 15 años. Entre los jóvenes de 18 a 25 años, más del 25% no tuvo relaciones sexuales en todo un año, lo que es cinco veces menos que hace 20 años.

Causas del cambio

Diversos factores sociales, culturales, tecnológicos y económicos explican por qué cada vez más personas, especialmente en países desarrollados, renuncian al sexo o incluso optan por el celibato voluntario.

Una mayor igualdad de oportunidades para las mujeres ha reducido la presión social para tener hijos o encajar en roles de género tradicionales. Además, el aumento de opciones de entretenimiento y ocio ha cambiado las prioridades de muchos.

El auge de las redes sociales y las aplicaciones de citas ha facilitado la conexión entre personas, pero también ha incrementado la competencia y las expectativas en las relaciones.

La ausencia del derecho al aborto en ciertos países, junto con el alto costo de criar hijos, ha llevado a algunas personas a reconsiderar su actividad sexual. La inestabilidad económica y la incertidumbre también desincentivan la vida en pareja.

En este contexto, una reciente campaña publicitaria de la aplicación de citas Bumble, con el lema “un voto de celibato no es la respuesta”, recibió tantas críticas que la empresa se vio obligada a retirar sus anuncios y ofrecer disculpas públicas.

“En un mundo que lucha por el respeto y la autonomía sobre nuestros propios cuerpos, es atroz ver cómo una plataforma de citas socava las elecciones de las mujeres”, comentó la modelo estadounidense Jordan Emanuel (32), quien trabajó para Playboy e hizo voto de celibato durante un año.

La actriz italoestadounidense Julia Fox (34) también confesó sentirse mejor que nunca durante sus “2,5 años de celibato”. “Siento que, al involucrarte en una relación heterosexual intencionadamente, te estás apuntando a una dinámica malsana”, expresó en una entrevista con Elle el año pasado.

El celibato voluntario, una opción que crece. Fuente: Pexels

Aunque el celibato voluntario no es para todos y puede generar sentimientos de soledad y aislamiento, quienes eligen este camino suelen destacar beneficios como una mayor libertad, control sobre sus vidas y una reducción del estrés y la ansiedad que acompañan las relaciones de pareja. Esto les permite enfocarse en sus metas, pasiones y crecimiento personal.

¿Qué es el celibato?

El celibato es la decisión voluntaria de abstenerse de toda actividad sexual, normalmente por razones personales, religiosas, filosóficas o sociales. Puede ser una elección temporal o permanente y a menudo se asocia con el compromiso de no casarse ni tener relaciones sexuales.

Tipos de celibato

Celibato Religioso: Muchas religiones tienen tradiciones de celibato. Por ejemplo, en el catolicismo, los sacerdotes, monjas y monjes suelen hacer un voto de celibato como parte de su dedicación a la vida espiritual. En el budismo, algunos monjes y monjas también practican el celibato para enfocarse en su camino espiritual y meditación.

Celibato Voluntario: Algunas personas eligen el celibato por motivos personales, como la búsqueda de crecimiento personal, evitar complicaciones emocionales, o priorizar otras áreas de su vida como el trabajo o los estudios. Puede ser una respuesta a experiencias pasadas negativas en relaciones o simplemente una preferencia personal.

Celibato Forzado o Involuntario: Aunque menos común en el contexto del celibato voluntario, algunas personas pueden encontrarse en situaciones donde no tienen acceso a relaciones sexuales por razones fuera de su control, como circunstancias sociales, culturales o económicas.

Temas relacionados