“No hay plaga de polillas en Madrid y no son peligrosas” según el Ayuntamiento

La presencia de polillas en Madrid ha generado cierta inquietud entre los ciudadanos, las autoridades y expertos aseguran que no hay motivo de preocupación. Por el momento, no es necesario tomar medidas drásticas para controlarlas.

MelisaSbrocco

Por:

Melisa Sbrocco

6 de junio de 2024, 7:14 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Polillas, imagen ilustrativa. Fuente: Pexels.

En las últimas semanas, muchos madrileños han notado una presencia inusual de polillas en sus hogares y han expresado su preocupación en redes sociales. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha tranquilizado a la población afirmando que no hay motivo de alarma ni se trata de una plaga. Según el departamento municipal de Control de Vectores, aunque han recibido algunos avisos desde finales de mayo, especialmente desde los distritos del sur y sureste de la capital, no se trata de un número significativo. Además, estas polillas ambientales diurnas (lepidóptera) son inofensivas y no representan un riesgo relevante para la salud pública.

El grupo de estudio de José Luis Viejo Montesinos, catedrático del Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid, también ha observado un incremento de polillas en sus censos de mariposas. En un transecto de 200 metros en el bosque de Valdelatas, contaron cerca de 140 polillas diurnas, lo cual es más de lo habitual, pero no preocupante. Viejo señala que en otros años ha habido más polillas sin que esto haya supuesto un problema.

Los comentarios en redes sociales sobre la invasión de polillas

A pesar de la tranquilidad que transmiten los expertos, el tema ha sido muy comentado entre los usuarios de redes sociales. Algunos han expresado su incomodidad con la presencia de estos insectos, describiéndolas como “polillas del tamaño de un helicóptero”. No obstante, las autoridades sanitarias insisten en que no es necesario utilizar insecticidas ni llamar a control de plagas, ya que estas medidas serían innecesarias y perjudiciales para el medio ambiente.

Publicidad

El fenómeno de la aparición masiva de polillas no es nuevo y ha ocurrido en años anteriores, como en 1962, 1996 y 2013. Este aumento en la población de polillas se debe a factores naturales y cíclicos, como ciclos biológicos y migraciones. Según la Consejería de Ambiente de la Comunidad de Madrid, mayo es el mes en el que más se nota su presencia debido a la migración hacia el norte. En particular, la mariposa plusia (Autographa gamma) vuela en bandadas y se detiene a descansar sobre la vegetación, lo que puede aumentar su visibilidad en determinadas áreas.

Las condiciones climatológicas también juegan un papel importante en la proliferación de polillas. Inviernos no demasiado fríos y primaveras lluviosas resultan en más vegetación, mayor supervivencia de orugas y, consecuentemente, más presencia de adultos. Por ello, en meses como abril y mayo es común observar un incremento en el número de polillas adultas volando.

Temas relacionados