La historia detrás de los bailarines de la 7M en ‘Bailar para el Diablo’

Estas son las personas reales detrás de una de las sectas más famosas del momento, la 7M.

AdonisMartinez

Por:

Adonis Martínez

11 de junio de 2024, 8:40 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Bailarines 7M.
Algunos de los protagonistas del nuevo éxito de Netflix. Fuente: Netflix.

La miniserie documental Bailar para el diablo: La secta de 7M en TikTok, lanzada el 29 de mayo de 2024 en Netflix, ha generado un gran impacto. La serie investiga la secta de TikTok conocida como 7M, revelando prácticas inquietantes y un control abusivo sobre sus seguidores.

Presenta a los bailarines que se unen a esta empresa de gestión y su iglesia, dirigida por Robert Shinn, así como a las familias que luchan por rescatar a sus seres queridos. La serie examina los límites entre la fama, la fe y la manipulación, ofreciendo una visión cautivadora de esta problemática.

¿Quiénes eran los bailarines que formaban parte de la 7M?

Miranda Wilking

Miranda Wilking es la figura central en el documental Bailar para el diablo: La Secta de 7M en TikTok. Como talentosa bailarina, su participación en la controvertida empresa de gestión 7M Films y su conexión con la familia Shinn han atraído mucha atención.

Publicidad

    A pesar de las diversas especulaciones y rumores, Miranda ha defendido públicamente su libertad y su fe en Dios, señalando que su asociación con 7M Films ha sido una experiencia emocionante y enriquecedora en su carrera. Además, ha destacado que su crecimiento profesional y espiritual ha sido significativo gracias a esta colaboración.

En sus redes sociales, Miranda sigue compartiendo su pasión por el baile y aspectos de su vida personal, lo que le ha permitido mantener una conexión cercana con sus seguidores. Esta apertura ha sido fundamental para desmentir muchas de las acusaciones que se le han hecho, y ha permitido a sus fans ver una perspectiva más completa de su vida y decisiones.

Melanie Wilking

Melanie Wilking, hermana menor de Miranda, también ha estado en el centro de atención debido a la tensión que surgió entre ellas tras la entrada de Miranda en 7M. Melanie ha expresado su preocupación por la influencia de la empresa y su impacto en la relación familiar. A pesar de estas dificultades, Melanie continúa enfocada en su carrera como creadora de contenido, compartiendo su talento y creatividad en plataformas digitales.

Melanie utiliza sus redes sociales para mantenerse conectada con sus seguidores y seguir desarrollando su carrera de manera independiente. A través de sus publicaciones, muestra su arte y ofrece una visión de su vida diaria, manteniendo así un fuerte vínculo con su audiencia y recibiendo apoyo en su travesía personal y profesional.

James Derrick

James Derrick, conocido en el mundo del baile como BDash, es un renombrado bailarín y el esposo de Miranda. Su participación en Bailar para el diablo: La Secta de 7M en TikTok ha sido significativa, no solo por su talento, sino también por su relación con Miranda. Juntos, comparten su vida y su amor por el baile en las redes sociales, donde han conseguido una gran cantidad de seguidores que los apoyan.

James utiliza su plataforma para compartir videos de sus actuaciones y momentos cotidianos con Miranda, lo que ha permitido a los seguidores del documental ver una faceta más humana y personal de su vida. Su influencia en la comunidad de danza es notable, y su presencia en redes sociales es una extensión de su carrera artística y su vida personal.

Kailea Gray

Kailea Gray, quien también tiene vínculos con la empresa de gestión Konkrete, es otra figura destacada en el documental. Su participación en Bailar para el diablo: La Secta de 7M en TikTok ha arrojado luz sobre los problemas internos de 7M Entertainment, incluyendo las alegaciones de manipulación y control sobre sus miembros. A pesar de estas controversias, Kailea continúa compartiendo su pasión por el baile en sus redes sociales.

Kailea utiliza Instagram y TikTok para exhibir su talento y creatividad, atrayendo a una audiencia que aprecia su arte y sigue su trayectoria con interés. Su contenido refleja no solo su habilidad en el baile, sino también su resiliencia y determinación para continuar con su carrera a pesar de los desafíos que ha enfrentado.

Temas relacionados