Las consecuencias para la salud que puede traer “comerse las uñas”

Comerse las uñas puede traer graves problemas de salud, un hombre ha terminado internado por una situación causada por este tipo de prácticas.

MelisaSbrocco

Por:

Melisa Sbrocco

11 de junio de 2024, 1:38 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Comerse las uñas. Fuente: Pexels.

Comerse las uñas es un hábito común que muchas personas adoptan, a menudo como una respuesta al estrés o al nerviosismo. Sin embargo, este hábito aparentemente inofensivo puede tener serias repercusiones para la salud.

Mario disfrutaba del Salón del Manga junto a sus amigos cuando comenzó a sentirse mal. Con fiebre alta y vómitos, decidió acudir al hospital, donde le diagnosticaron anginas. Sin embargo, la medicación no mejoró su estado de salud. Poco después, la fiebre le paralizó las piernas, lo que lo llevó nuevamente al hospital. Esta vez, le informaron que una bacteria había ingresado en su organismo a través del hábito de morderse las uñas.

Tal como explicó en una entrevista en otro medio, los médicos le dijeron que la bacteria se había alojado en la válvula mitral de su corazón, causándole embolias cerebrales, renales y en el bazo. El nido bacteriano creció tanto que Mario tuvo que someterse a una operación a corazón abierto. Aunque pensó que esta intervención sería el fin de sus problemas, Mario admitió que no ha dejado de morderse las uñas, un error común entre muchos españoles.

Una mujer ha sido degollada en un hospital después de dar a luz.
Fuente: Unplash.

Riesgos y consecuencias de comerse las uñas

  • Infecciones: Comerse las uñas puede introducir bacterias y virus en el cuerpo. La piel alrededor de las uñas puede desgarrarse, permitiendo que estos patógenos entren en el torrente sanguíneo y causan infecciones locales o sistémicas. En el caso de Mario, una bacteria se alojó en su corazón, provocando graves complicaciones.
  • Problemas dentales: Este hábito puede causar daños en los dientes, como astillamientos, desgaste del esmalte y problemas en las encías. La presión constante sobre los dientes puede alterar su alineación y causar dolor.
  • Enfermedades gastrointestinales: Al morderse las uñas, es posible ingerir bacterias y hongos que pueden causar infecciones en el tracto gastrointestinal. Esto puede llevar a problemas digestivos y enfermedades estomacales.
Uñas, imagen ilustrativa. Fuente: Pexels.
  • Deformidades en las uñas: Morderse las uñas de forma crónica puede causar deformidades permanentes en las uñas. Las uñas pueden volverse quebradizas, con formas irregulares y crecimiento anormal.
  • Problemas psicológicos: Este hábito puede estar relacionado con trastornos de ansiedad y estrés. Puede convertirse en una respuesta compulsiva a situaciones de estrés, perpetuando un ciclo de ansiedad y daño físico.
  • Complicaciones en el sistema inmunológico: La introducción constante de bacterias puede debilitar el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea más susceptible a enfermedades e infecciones recurrentes.

Temas relacionados