La explicación de la psicología a por qué nos cuesta levantarnos de la cama

Es importante estar al tanto de esta tendencia, ya que su detección temprana, evitará conflictos a la salud que pueden ser irreversibles.

author

Por:

Julia Castro

9 de julio de 2024, 1:59 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
La explicación de la psicología a por qué nos cuesta levantarnos de la cama
Más que una simple maña: ¿Por qué nos cuesta levantarnos, aún si hemos dormido lo suficiente? Fuente: Freepik

Después de un largo día de trabajo o estudio, lo que más se desea es llegar a la casa y en específico a la cama, desconectarse de toda la rutina, cerrar los ojos y caer rendido para dormir, y a medido que envejecemos es algo fundamental, tener un descanso correcto, sin embargo, hay algo que sucede a menudo, al momento de que suena la alarma es muy complicado despertarse y el cansancio es tal que hay una sensación de que los ojos “se nos cierra, por si solos”.

Actualmente hay una explicación para esto, y es que como ya lo mencionamos, el descansar correctamente en la edad adulta es sumamente importante para llenarnos de energía y comenzar un nuevo día sintiéndonos como renovados, ¿pero qué pasa cuando duermes de más? Esto podría ser contraproducente para nuestro bienestar y aún más para la salud mental, con daños a nuestra mente.

article image
Es importante dormir solo lo necesario, sino es malo. Fuente: Freepik

Publicidad

¿Por qué nos cuesta levantarnos, aún si hemos dormido lo suficiente?

    A medida que crecemos, va acorde a nuestras horas de dormir, por ejemplo un niño y un anciano tienen horas diferentes para descansar. Además de esto, cada individuo tiene sus propias preferencias en cuanto a la cantidad de horas que se toma para dormir, algo que podría ser alarmante, si una persona está pasando por algún mal momento y decide dormir o no levantarse de la cama en el momento adecuado, esta dificultad se conoce como clinomanía o clinofilia.

Este termino, utilizado en medicina se refiere a una necesidad excesiva por permanecer en la cama, incluso después de haber dormido suficiente. En la clinofilia la persona pasa tiempo recostada en la cama sin tener un cansancio o agotamiento físico, es decir podría levantarse de la misma, pero por diversas causas y los pensamientos automáticos que le van apareciendo decide quedarse en ella. Hay ciertos síntomas con los que se puede identificar si alguien lo padece:

  • Deseo de estar solo: las personas tienden a preferir estar solas la mayor parte o todo el día. Además, suelen evitar cualquier tipo de interacción social.
  • Tristeza o apatía: experimentan falta de interés hacia los eventos que los rodean, lo cual dificulta su capacidad de disfrutar sus actividades diarias.
  • Cambios de humor: las personas pueden experimentar fluctuaciones en su estado emocional.
  • Placer extremo por estar acostado: una fuerte preferencia por permanecer en la cama.
article image
La depresión podría ser una de las causas para no querer levantarse de la cama. Fuente: Freepik.

En este sentido, las personas que padecen de esta tendencia, es importante detectarlas, ya que actualmente el estilo de vida se ha convertido en algo más sedentario y pasar horas en el móvil, por lo que es importante detectarlo a tiempo, para evitar conflictos en nuestro bienestar.

Sino se detecta a tiempo, podría tener repercusiones en otros ámbitos de la vida de una persona, llegando a afectar su relación con su pareja, su trabajo o incluso daños a la salud.

Temas relacionados