¿De cuánto es la deuda externa de España y por qué está es su mínimo desde la Gran Recesión?

A pesar de que los datos para España no son excelentes, los empleos y la deuda externa han bajado en comparación a otros años.

JuliaCastro

Por:

Julia Castro

21 de mayo de 2024, 6:12 p.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Deuda externa de España este 2024: ¿De cuánto es y por qué bajó? Fuente: Freepik/La Península

España cerró el ejercicio de 2023 con un ratio de deuda pública respecto al PIB del 107,7%, la cuarta cifra más alta de los países de la Unión Europea, tan solo por detrás de Grecia (161,9%), Italia (137,3%) y Francia (110,6%), mientras que el déficit se sitúa en un 3,6%, según datos de la oficina estadística europea, Eurostat, que se basan en las cifras comunicadas por los Estados miembro en la primera notificación de 2024, para la aplicación del procedimiento de déficit excesivo (PDE).

Ambos datos se sitúan por encima de los umbrales del 60% y del 3%, respectivamente, que volverán a aplicarse después de que las reglas fiscales hayan permanecido cuatro años congeladas por la pandemia. No obstante, revelan una mejora respecto a los del cierre de 2022, cuando la deuda pública española se elevó al 111,6% y el déficit, al 4,7%. En tanto, en lo que respecta al gasto público, este descendió del 47,4% a finales de 2022 hasta el 46,4 en 2023, mientras que los ingresos del Gobierno experimentaron un aumento positivo del 42,6% al 42,8%.

En la eurozona, la relación entre déficit público y PIB disminuyó del 3,7% en 2022 al 3,6% en 2023, mientras que en el conjunto de la UE aumentó del 3,4% al 3,5%. En la zona del euro, la relación deuda pública/PIB también disminuyó del 90,8% a finales de 2022 al 88,6% a finales de 2023, y en la UE, del 83,4% al 81,7%. En este sentido, España se ha quitado de su deuda externa más de 200 millones de euros.

Publicidad

¿Cuáles son las grades recesiones que ha pasado España?

    La crisis financiera que estalló en 2008 y culminó hasta 2013, conocida como la Gran Recesión y que provocó una burbuja crediticia en todo el mundo y unos mercados financieros en pánico cerraron el acceso a la liquidez. En España pinchó la burbuja del ladrillo sobre la que había cabalgado la economía nacional en los años precedentes, barriendo el equilibrio presupuestario de las cuentas públicas. Es decir España estaba consumiendo más de lo que producía, por lo que este periodo fue muy complicado para la economía de los españoles.
La deuda externa en España va a la baja, también en parte por la creación de empleos. Fuente: Pexels

Por otra parte, la pandemia de covid-19 provocó una caída del más del 10% en la economía del país. Y se considera que fue el mayor desplome de actividad en tiempos de paz por las restricciones que impusieron las autoridades para tratar de contener la expansión del coronavirus.

La crisis de 1993 o la devaluación de la peseta, se caracterizó por los problemas de competitividad al intentar formar una moneda única europea. Sin embargo, la Alemania occidental acababa de absorber a la RDA aceptando un valor muy alto de la divisa comunista. Eso provocó allí la inflación y la necesidad de subir tipos ahogando al resto de países, que solo podían mantener sus monedas.

El empleo a la alza

El mercado laboral español se convirtió en 2023 en el principal motor de creación de empleo de la Unión Europea, al generar prácticamente un tercio de todos los nuevos puestos de trabajo entre los Veintisiete, donde las cifras de ocupación alcanzaron máximos de la serie histórica.

    Según los datos de la encuesta sobre la fuerza laboral de Eurostat, en el conjunto de la UE la cifra de ocupados en 2023 alcanzó un récord de 199,48 millones, incluyendo 154,75 millones en la zona euro, lo que representa un incremento anual de 1,89 millones en toda la UE y de 2 millones en la región del euro.

En el caso de España, la cifra de ocupados correspondiente al año pasado era de 20,85 millones, con un crecimiento de 616.000 nuevos ocupados, el 32,2% del incremento del empleo en el conjunto de la UE.

La creación de empleo en España durante el año pasado superó así a la observada en Alemania (+371.000), Francia (+196.000) e Italia (423.000), cuyas poblaciones y mercados laborales superan en tamaño a España con 41,36 millones de ocupados en el caso alemán y 28 millones en el de Francia.

Temas relacionados