¿Por qué a los votantes les seduce la idea de Alvise Pérez?

A pesar de la propagación de bulos y ‘fake news’, algunos de los 800.000 españoles que respaldaron a ‘Se acabó la fiesta’ en las elecciones europeas celebran su discurso xenófobo y anti-político.

author

Por:

Adonis Martínez

16 de junio de 2024, 6:57 a.m.

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Compartir este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Alvise Pérez
Algunas de las medidas más locas de Alvise Pérez. Fuente: @FranLara__ en X

El ascenso de Luis ‘Alvise’ Pérez en las elecciones europeas del domingo se debe a su retórica xenófoba, su enfoque punitivista, su rechazo a la política tradicional y su estrategia de operar fuera de los medios convencionales. Esta percepción es compartida por los votantes del grupo ‘Se acabó la fiesta’, liderado por Pérez, que consiguió 800.000 votos en su debut electoral y obtuvo tres escaños en el Parlamento Europeo.

En Cartagena, la lista de Alvise recibió el respaldo del 7,73% de los votantes, superando en más de tres puntos la media nacional. Un total de 5.540 cartageneros votaron por esta opción, incluyendo a Nerea García, de 28 años. Ella participó en el evento organizado por Alvise en la plaza de España de la ciudad portuaria el 30 de mayo y quedó impresionada por su elocuencia y presencia imponente mientras hablaba con un megáfono por parte de Se Acabó la Fiesta.

Esto es lo que opina la gente sobre Alvise Pérez

Alvise Pérez
¿Quién es Alvise Pérez? Fuente: Worldcast en Youtube.

Tal y como ha podido recoger Diario.es en entrevista a pie de calle, lo que más valoran los votantes de Alvise es su forma directa de comunicar. “Creo que busca votos fáciles, ya que se expresa de manera directa y agresiva, con un tono quizás un poco populista. Pero es que dice verdades”, comenta. “Nos hace abrir los ojos, nos muestra que enfrentamos problemas serios y que debemos actuar”, añade. En esa concentración, cientos de personas se sacaron ‘selfies’ con el agitador ultra y lo trataron como a una celebridad.

Publicidad

Las preocupaciones principales de García, madre de un niño de siete años y trabajadora en el centro logístico de Amazon en Murcia, coinciden con tres temas fuertemente defendidos por el agitador antisistema. Por eso decidió apoyarlo el 9 de junio. “Me ha convencido porque quiere solucionar la inmigración masiva, los delitos de pedofilia y la corrupción política. Son cosas que no puedo tolerar. Creo que las leyes en España son demasiado suaves. Me aterra que algo le pueda pasar a mi hijo, quiero sentirme segura y vivir en un Estado que no nos robe. No quiero ladrones en mi país”, explica.

¿Hay asesinos con más derechos que los inocentes?

En cuanto a las promesas de Alvise Pérez, le interesan especialmente los asuntos relacionados con la delincuencia. “No puede ser que hoy en día haya corruptos que no entren en la cárcel. Hay asesinos y violadores con más derechos que las personas inocentes y trabajadoras. Entran en la cárcel, les dan estudios y hasta piscina, y luego salen en cuatro días cobrando el paro”, concluye.

Precisamente una de las pocas propuestas concretas del agitador es la construcción de un centro penitenciario gigantesco en el este de Madrid para encarcelar a 40.000 personas, incluyendo migrantes, políticos y criminales. Este enfoque se inspira en la política penitenciaria del presidente de un país centroamericano, a quien el agitador aspira a superar. Ha afirmado que pretende introducir los trabajos forzados mediante una modificación de la Constitución.

Su discurso sostiene que los criminales, especialmente los migrantes sin papeles, viven mejor en las cárceles que los ciudadanos en sus propias casas. Su objetivo es que estén “como pollitos en una granja, pagando con trabajo”. También planea encarcelar a cualquiera que tenga tatuajes que recuerden a una banda criminal.

“Dice cosas sensatas que otros también dicen, pero no cumplen”, opina uno de sus votantes en La Rioja. Se refiere a otro partido de derecha y señala que “el líder de ese partido dice cosas muy buenas, pero luego es muy radical en temas como los derechos de los homosexuales, diciendo que los niños deben tener un padre y una madre cuando la realidad es que hay parejas del mismo sexo que pueden criar a un niño perfectamente y con mucho cariño”.

Tiene claro que el movimiento ‘Se acabó la fiesta’ no es una moda ni una respuesta temporal a la situación actual. “Si en una semana de campaña y sin que nadie le conociera hemos conseguido esto, ahora va a crecer como la espuma porque veo que cuando hablaba de él a la gente no lo conocían, pero les ponía sus vídeos y les convencía. Les decía que había que darle un voto de confianza y ahora que es eurodiputado ya nadie podrá callarle”, afirma.

Temas relacionados